Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Julio L. Guzmán

Reynosa, Tam.- Al menos tres templos católicos de Reynosa suspendieron las actividades religiosas debido a los eventos de violencia registrados en esta ciudad fronteriza.

Además del Viacrucis que llevaba a cabo la iglesia San Felipe de Jesús, cuyo video se viralizó ayer, otros dos grupos religiosos también decidieron suspender sus representaciones de la Pasión de Cristo y la Proseción del Silencio del Viernes Santos.

De acuerdo con la Diósesis local los templos cercanos a dos eventos de insegurisad que se dio durante el viernes cancelaron sus activisades de ayer y de este Sábado de Gloria a fin de garantizar la seguridad de los feligreses y sacerdotes.

De acuerdo con el reporte oficial, la mañana del viernes se desató una persecusión a balazos entre elementos de fuerzas federales y estatales contra civiles armados por la Zona Centro y a la altura del cruce ferroviario de la Colonia Ferrocarril Poniente, por la Avenida 20 de noviembre, abatieron a una de las personas que perseguían.

A unas tres cuadras de alló se llevaba a cabo el Viacrucis de la iglesia San Felipe de Jesús, en la Colonia Aquiles Serdán.

«Llevábamos una cuadra de recorrido cuando empezamos a escuchar los balazos, para no arriesgar a los niños y señoras les dije que nos regresáramos, aquí adentro hicimos la representación», explicó el sacerdote Gerardo Villa Aguilera.

En el crucero de Río Mante y Avenida Hidalgo un grupo armado se confrontó con militares y federales. Tras el tiroteo de 10 minutos emprendieron la huida, cerca de ese lugar se desarrollaban actividades religiosas de la iglesia Pio X.

«Éramos como 200 personas, iniciamos el viacrucis en la Plaza Treviño Zapata, ya habíamos llegado a la Río Mante, cuando empezamos a escuchar a lo lejos balazos y luego más cerquita, por recomendación del personal de Protección Civil se decidió suspenderla», explicó el Padre Raúl Gerardo Zaragoza.

Lo anterior orilló que también este sábado se hayan suspendido algunas de las actividades que se desarrollan en la calles en algunos templos, dejando éstas, para desarrollarse al interior de las iglesias.