Luchan feministas vs gestación subrogada

0
98
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (Notimex)

La agrupación Feministas Mexicanas contra Vientres de Alquiler (Femmva) pidió a legisladores, sociedad y candidatos presidenciales  prohibir y sancionar la gestación subrogada en México e impedir vulnerar los derechos ganados de las mujeres y niños.

Integrantes de esa agrupación exigieron que no se tengan vacíos legales para impedir que la ley se violente y se deje sin protección a las mujeres que alquilan sus vientres y a los niños que en ocasiones los abandonan.

Señalaron que en estados como Sinaloa y Tabasco su legislación permiten la maternidad subrogada que atenta contra los derechos de paz mujeres y menores, ya que la primera se utiliza como medio para gestar niños para terceros a cambio de dinero.

En este sentido, dieron lectura a 25 puntos por los que consideran se debe prohibir el alquiler de vientre, entre ellos, las afectaciones psicológicas a los menores, el derecho del menor de conocer su origen, garantizar los derechos de las madres y niños, la obligación del Estado de salvaguardar la integridad de las mujeres y menores de edad.

María del Rocío Fernández consideró que en la actual legislatura de la Cámara de Diputados no puede quedar pendiente la normatividad para prohibir la maternidad subrogada toda vez que existe una iniciativa de ley sobre ello y no ha sido discutida.

Comentó que en ocasiones las madres de alquiler se deben hacer cargo de los niños porque los padres no los reciben por estar enfermos, en otros casos sus progenitores tienen antecedentes de pederastia, y situaciones de otro tipo, aprovechándose de las mujeres tabasqueñas.

Agregó que más de 90 por ciento de interesados en la contratación del servicio son extranjeros y no existe una legislación que le ponga freno y sólo los estados de Querétaro y San Luis Potosí prohíben esta práctica.

Al respecto, Atenea Acevedo destacó la importancia de que en México se prohíba la maternidad subrogada o renta de vientre porque no se trata de un empleo y la experiencia internacional demuestra que algo que vulnera los derechos no ayuda a la transparencia y es una situación que puede prestarse a la trata de personas.

A su vez, Laura Lecuona agregó que en México se carece de datos de cuántas mujeres han rentado su vientre, cuántos niños han nacido, y cuántas empresas dedicadas a esa actividad se tienen.

Comentarios