Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

México, 18 Abr (Notimex).- La Secretaría de Educación Pública (SEP) presentó el libro “¿Cómo mejorar la evaluación en el aula?, Reflexiones y propuestas de trabajo para docentes”, dirigido a maestros y maestras de nivel primaria a fin de generar herramientas innovadoras en la calificación de los alumnos.

Durante el acto, el titular de la SEP, Otto Granados Roldán, indicó que se trata de un libro provocativo, alentador e interesante en términos de la evaluación como concepto, que permitirá que los docentes se introduzcan a ofrecer más criterios para la evaluación de acuerdo al contexto de los alumnos, por ejemplo.

“Una calificación concreta puede depender de factores muy personales del alumno, y entonces uno tiene que tratar de identificar mediante un proceso apropiado de evaluación cuáles son los factores que más inciden”, anotó.

Coincidió con los presentadores de que se trata de una herramienta reguladora de procesos de enseñanza-aprendizaje que permite diagnosticar situaciones, reorientar las prácticas pedagógicas y corroborar resultados alcanzados de los alumnos con una visión más amplia.

“Se trata de un libro cuya idea es que se incorpore un poco a los materiales para aprendizajes clave, y yo creo que nos plantea una perspectiva muy enriquecedora de la evaluación, no solo a la del aula, sino me refiero como concepto, como componente en general”, puntualizó Otto Granados.

Resaltó que el libro permite reflexionar sobre la evaluación; con qué periodicidad hacerlas; cómo pasar de resultados de calificación al diseño de políticas públicas, e identificar los procesos de los diversos tipos de este orden que existen en el país en el ámbito educativo.

Durante la mesa de diálogo realizada en el salón Nishizawa de la SEP, el autor del libro, Pedro Ravela, recalcó que la publicación muestra la importancia de la evaluación formativa como parte esencial para avanzar en el aprendizaje profundo que permita a los alumnos desarrollar creatividad.

Asimismo, mencionó que el libro pretende demostrar que la calificación debe poseer diversos criterios del contexto del alumno y no reducirse al examen. “Para nosotros es fundamental crear condiciones para que el docente tenga el tiempo de sentarse a trabajar con el alumno”, recalcó.

Por su parte, la investigadora Sylvia Irene Schmelkes, invitada a comentar la publicación con tiraje de 500 mil ejemplares, destacó que no se trata de un manual, pero que sí favorece que profesores introduzcan innovaciones a sus prácticas evaluativas y docentes a través de tres formatos: auténtica, de aprendizaje profundo y formativa.

En tanto, la directora de Centros Educativos, Annette Santos del Real, sostuvo que el libro es una invitación a pensar sobre las prácticas de evaluación en aula como un medio para apostar a la transformación de las prácticas de enseñanza.

Mientras que la supervisora de Evaluación Primaria, Gabriela Barba, comentó que el libro es una herramienta para comunicar de manera clara a los alumnos lo que se espera de ellos.

“Que sepan porqué están seis horas y media en el salón, qué van a aprender, qué esperamos de los trabajos que van a realizar y, sobre todo, para qué les va a servir en su vida”, dijo.