Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades federales arrestaron el lunes al presunto asesino del reconocido periodista mexicano Javier Valdez, informó el secretario de Gobernación (Interior) Alfonso Navarrete Prida.

El “presunto responsable del homicidio” fue arrestado en una operación conjunta de agentes federales, tuiteó Navarrete, pero no dio más detalles.

Valdez fue asesinado a tiros en las calles de la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa, el 15 de mayo de 2017.

Era conocido fuera de México por sus libros sobre la relación entre narcotraficantes, políticos y otros segmentos de la sociedad. Dentro del país era respetado por su experiencia y por compartir generosamente su conocimiento, y mantenía a los lectores informados mediante una columna en la revista RioDoce, de la cual era fundador.

Su muerte generó indignación en la opinión pública, pero los asesinatos de periodistas en México continúan registrándose. Por lo menos 10 periodistas fueron asesinados en 2017, incluido Valdez.

Ismael Bojórquez, director de RioDoce y amigo de Valdez, confirmó el anuncio de la detención. Dijo que el presunto asesino fue arrestado en la ciudad fronteriza de Tijuana y que era miembro de un grupo de la delincuencia organizada. No dijo cuál.

RioDoce informó posteriormente que Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, fiscal especial para delitos contra periodistas, dijo en una entrevista que el sospechoso tiene 26 años y es conocido bajo el alias de “El Koala”.

En su sitio web, la publicación reportó que el móvil del asesinato estaba relacionado con la información que Valdez había publicado semanas antes de su muerte. Sánchez dijo a la revista que el sospechoso condujo el auto que se usó al perpetrar el homicidio de Valdez. Presuntamente iban tres atacantes en el vehículo.

El lugar dejado por Guzmán ha sido reclamado por sus hijos y por Dámaso López, mano derecha de Guzmán. Semanas antes de su muerte, Valdez había entrevistado a López, la primera entrevista de la publicación a un capo del narcotráfico.

“Los hijos del Chapo se enteraron de la entrevista a Dámaso y presionaron a Javier para que el trabajo no se publicara”, escribió Bojórquez en una columna después de la muerte de su amigo. “Pero la petición fue negada”.

El comisionado nacional de seguridad programó una conferencia de prensa para el martes por la mañana.