Suspenden extradición de Eugenio

0
1609
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria, Tam. – El Juez Primero de Distrito de Ciudad Victoria, suspendió la extradición a Estados Unidos del ex gobernador, Eugenio Hernández Flores.

El abogado defensor del exmandatario, explicó que la suspensión de plano otorgada dentro del juicio de amparo 778/2018, significa que Hernández Flores no podrá ser extraditado hasta que se dicte sentencia.

“Podríamos decir que la extradición quedara ¨congelada” hasta en tanto se dicta sentencia en el juicio de amparo que promovimos contra la resolución de la Secretaría de Relaciones Exteriores de entregar al exgobernador a Estados Unidos” indicó.

Aclaró que esa resolución del Juez de Distrito podría tardar meses e incluso años.

Pero, además, detalló, todavía después de la sentencia del Juez, en caso de que fuera en sentido negativo a los intereses de la defensa, cabe recurrir a un recurso de revisión para que un Tribunal Colegiado emita su opinión.

“Y más allá incluso el caso podría ser revisado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación” indicó.

El defensor recordó que la resolución de la Secretaría de Relaciones Exteriores, fue de conceder la extradición por solamente uno de los tres delitos que le imputa a Hernández Flores el Gobierno de Estados Unidos.

Ese delito de asociación delictuosa por lavado de dinero, se castiga allá con multa de hasta 500 mil dólares o 20 años de prisión.

Bajo esa situación, dijo, tomando en cuenta de que el delito prevé pena alternativa, será decisión del Juez de Distrito determinar si procede la libertad del exgobernador fijando una garantía económica.

“Eugenio confía mucho en el Poder Judicial Federal” indicó.

Como se sabe, el exmandatario se encuentra recluido desde el seis de octubre del 2017, en el Centro de Ejecución de Sanciones, (Cedes), de Ciudad Victoria, sujeto a un proceso penal del fuero común por los delitos de peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita, presuntamente por apropiarse de 1600 hectáreas propiedad del Estado, localizadas en el puerto de Altamira.

Además, está a disposición del Gobierno federal para fines de extradición.

De ser llevado a Estados Unidos, sería juzgado en la Corte Federal para el Distrito Sur de Texas, donde radica la acusación en su contra.

La Secretaría de Relaciones Exteriores concedió la extradición del acusado a pesar de la opinión en contra de un Juez de Distrito, quien considero que debería ser juzgado en México.