Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

BERLIN (AP) – Esta vez, no hubo milagro. Hamburgo finalmente descendió de la Bundesliga, en medio de caóticas escenas en su estadio.

El único club sin descender desde la fundación de la liga en 1963, el «Dinosaurio» cayó peleando tras 54 temporadas en la división de honor, al vencer el sábado por 2-1 al Borussia Moenchengladbach.

Tras el silbatazo final, las columnas de policías custodiaron la cancha luego que los fanáticos detrás de uno de los arcos comenzaron a encenderse, arrojando varias cosas hacia el césped para generar una inmensa nube de humo negro en ese sector del estadio.

La mayoría de las hinchas reaccionaron con furia ante los desmanes. «¡Somos la gente de Hamburgo y ustedes no lo son! ¡Váyanse!», Vociferaron.

Tras tambalearse con el descenso en recientes temporadas, Hamburgo necesitaba la victoria y la ayuda del ya descendida Colonia ante Wolfsburgo para seguir aferrándose a la primera división.

Pero la victoria 4-1 de Wolfsburgo dejó en Hamburgo los puntos detrás del puesto que da acceso al playoff de descenso.

En cambio, Wolfsburgo enfrentará a Holstein Kiel, tercero en el campeonato de segunda división, en una serie de partidos que definirá cuál será la Bundesliga la próxima temporada.

Freiburgo aseguró la permanencia al vencer 2-0 a Augsburgo.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=24&v=hmSRj84eoa4

En la puja por las copas europeas, Hoffenheim disputará la próxima Liga de Campeones tras vencer 3-1 Borussia Dortmund, que también se clasificó como cuarto en la tabla.

Bayer Leverkusen pudo haber superado al Dortmund por mejor diferencia de goles, pero perdió 3-2 ante Hannover y al quedar quinto cumplió con participar en la Liga Europa. Leipzig también estará en la Liga Europa tras golear 6-2 a Hertha Berlín.

Bayern Múnich, que sentenció el título con cinco fechas de anticipación, festejó al recibir el trofeo y las medallas, aunque perdió de local 4-1 ante Stuttgart.

El presidente de la Bundesliga Reinhard Rauball entregó el trofeo al capitán Manuel Neuer, quien no juega desde septiembre por una lesión y mantiene una carrera contra el tiempo para poder disputar el Mundial de Rusia el mes próximo.