Seis años sin Carlos Fuentes

0
46

Autor de novelas fundamentales de la literatura latinoamericana, Carlos Fuentes formó parte de diversos grupos y generaciones de intelectuales que, vinculados a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fundaron algunos de los más importantes movimientos culturales que tuvieron lugar en nuestro país durante la segunda mitad del siglo XX.

A seis años de su muerte, el Premio Miguel de Cervantes es reconocido a nivel mundial como uno de los más destacados escritores mexicanos y representante del llamado “Boom latinoamericano”.

Su obra se ha traducido al polaco, noruego, armenio, chino, inglés, francés, alemán, sueco, italiano, portugués, suizo y danés.

En 2017, la embajada de México en Francia develó una placa en su fachada en honor del gran escritor mexicano, quien fue además representante diplomático en este país, donde es leído, querido y admirado.

Hijo de padres mexicanos, Carlos Fuentes Macías nació en la ciudad de Panamá el once de noviembre de 1928, debido a la labor diplomática de su padre, el autor pasó su infancia en distintos sitios del continente como Montevideo, Río de Janeiro, Washington D.C., Santiago de Chile, Buenos Aires, entre otros.

Se tituló como Licenciado en leyes por la UNAM, y logró un doctorado en economía en el Instituto de Estudios Internacionales de Ginebra, Suiza, y trabajó en la delegación mexicana de ese país ante la Organización de las Naciones Unidas, informa el portal web “biografías y vidas”.

En 1972 contrajo matrimonio con la periodista Silvia Lemus, con quien estuvo casado hasta el día de su muerte, la pareja tuvo dos hijos, Carlos Fuentes Lemus y Natasha Fuentes Lemus, ambos fallecidos prematuramente.

Carlos Fuentes es considerado uno de los cuatro principales representantes del fenómeno literario conocido como “Boom latinoamericano”, surgió entre los años 60 y 70, junto con Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y Gabriel García Marques.

El escritor falleció a los 83 años, el 15 de mayo de 2012 en la Ciudad de México, al día siguiente se le rindió un homenaje en el Palacio de Bellas Artes para posteriormente transportar sus restos a París, en el Cementerio de Montparnasse.

Comentarios