Se ‘calentó’ la liguilla

0
64
Tadeo y Mireles empataban a un gol cuando se suscitó una bronca.

Rubén Jasso.-

Dos connatos de broncas en los partidos que abrieron la Liguilla de ida en el Torneo de la Villa de Tamatán, obligaron a los silbantes a suspender las acciones entre Tadeo y Mireles, así como el juego de Nacional Jr. contra Horizonte, pues los futbolistas se enfrascaron en una serie de empujones y reclamos mientras que las porras de los cuatro equipos se metieron a la cancha.

“La fiesta grande” del torneo que coordina Leobardo “Zurdo” Lerma, se reanudó el pasado domingo luego de dos semanas de inactividad debido a las lluvias que se presentaron en nuestra Ciudad, regresando los futbolistas con tanto ímpetu, que no terminaron sus respectivos encuentros por participar en la gresca.

En el primer partido, entre Deportivo Tadeo y Mireles, todo parecía tranquilo, ya que en el primer tiempo ambos equipos terminaron empatados a cero goles.

Ya en el complemento, Miguel Castillo ponía en ventaja a Mireles, pero casi enseguida, Jhony Medina emparejaba los cartones a un gol y parecía que los dos cuadros se irían a casa con el empate.

La fuerza que ambos cuadros mostraban en cada jugada denotaba intensidad, hasta que se dio una serie de empujones en el área de Tadeo y algunos jugadores cayeron dentro de la portería, momento que aprovecharon para ingresar a la cancha las porras de los dos equipos, situación que obligó al silbante Nilson Hernández a dar por concluido el partido.

Mientras tanto, el duelo entre Nacional Jr. y Horizonte también se suspendió pero este apenas al minuto 15 al “prenderse” los ánimos entre los jugadores, ingresando también las porras, situación que orilló a Javier Herrera a dar por terminado el juego a escasos minutos de haber iniciado.

Será en el transcurso de esta semana cuando el Tribunal de Penas de la Liga, determine la sanción para los jugadores que estuvieron involucrados en los hechos y determinar cómo quedan los resultados.

Comentarios