¿Quién es el menos peor?

0
273
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Oscar Pineda

 

Estamos frente a uno de los momentos más importantes en la historia de nuestro país; dentro de poco menos de 40 días, tendremos que elegir al próximo presidente de México.

Bajo este escenario, la pregunta que flota en el aire sigue siendo: ¿cuál de los cuatro es el menos peor?

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR (AMLO) es el rival a vencer. Aunque sus pastillas para controlar la presión lo traen –como dijo la payasita del video- relajado, relajado, relajado, su verdadero yo, el autoritario, comunista y mitómano, aflorará tarde o temprano y será muy lamentable para el país.

RICARDO ANAYA CORTEZ, no puede, ni podrá justificar su fortuna valuada en varios cientos de millones de pesos, lo que nos hace pensar que si de este tamaño estuvo el baño siendo un simple burócrata, el saqueo al erario sería descomunal, si fuera presidente.

JOSE ANTONIO MEADE, es quizá el más elocuente al momento de expresar su visión respecto al México del futuro, pero no deja de ser un candidato gris, que lleva a cuestas todos los males del viejo PRI.

EL BRONCO, JAIME RODRÍGUEZ; bien podría hacerle la competencia a “PLATANITO”. Definitivamente no tiene posibilidades de ganar.

¿Qué pasaría si gana EL PEJE?

Tendríamos un año y meses de mucho circulante en las calles derivado de sus políticas asistencialistas; pero en realidad estaríamos frente a una economía ficticia que terminaría por desfondarse en cuanto se agoten las reservas del país, y entonces vendrían las expropiaciones, las decisiones unilaterales, la racionalización de los alimentos, el caos y la desilusión.

¿Y si ganara ANAYA? El derroche de recursos públicos, los viajes, el lujo, la simulación y la convulsión ocasionada por los seguidores de MORENA, quienes bajo el pretexto del fraude electoral saldrán a las calles a hacer desmanes ¿se acuerdan de OAXACA? eso y más…

¿Si el vencedor fuera MEADE? La sospecha de fraude sería inevitable y tendríamos cuando menos dos años, no menos, tres… de una especie de guerra civil que terminaría por alejar a los inversionistas y tronar la economía, ya de por sí deteriorada, de los mexicanos. Aún bajo este escenario, creo que MEADE sería un buen presidente.

Si el ganador fuera JAIME RODRÍGUEZ “EL BRONCO” estaríamos repitiendo la historia del sexenio de VICENTE FOX, pero corregido y aumentado.

Por eso la pregunta inicial, ¿QUIÉN ES EL MENOS PEOR?

 

EL PERSONAJE

Dejaremos a su imaginación el nombre de este personaje, al que retrataremos de cuerpo completo:

Actualmente se desempeña como funcionario público, su trato con los subordinados es déspota y a veces mala leche.

Es un sujeto de gustos caros y modales refinados; dice que viene de cuna humilde pero viste ropa de diseñador; se siente bordado a mano y gasta con singular alegría lo que no es suyo…

Es intolerante a la crítica y pierde los estribos cuando alguien no está de acuerdo con su forma de actuar.

 

REFLEXIÓN

No se hagan bolas, la única forma de recobrar la paz en México, es acabando con la corrupción y con la impunidad. El día que todas esas leyes que contiene la Constitución se apliquen, otro gallo nos cantará.

Comentarios