Agencia Espacial Europea planea misión para defensa planetaria

0
81
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

México, 27 Jun (Notimex).- Hera, la primera misión de la Tierra a un asteroide binario, a cargo de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), entró en su próxima fase de ingeniería, la cual sería un experimento de defensa planetaria.

La misión estudiará el sistema de asteroides cercanos a la Tierra, Didymos, el cuerpo principal tiene un tamaño similar al de una montaña de 780 metros de diámetro, orbitado por una luna de 160 metros, llamada de manera informal “Didymoon”.

“Tal sistema de asteroides binarios es el banco de pruebas perfecto para un experimento de defensa planetaria, pero también es un entorno completamente nuevo para las investigaciones de asteroides”, apuntó el gerente de Hera, Ian Carnelli.

Aunque los binarios representan 15 por ciento de los asteroides conocidos, no se habían explorado antes, por ello esperan encontrar nuevos resultados para entender este tipo de sistemas, agregó.

“El entorno de gravedad extremadamente baja presenta nuevos desafíos para los sistemas de guía y navegación. Podemos contar con la experiencia única del equipo de operaciones Rosetta de la ESA, que es un activo increíble para la misión de Hera”, apuntó.

El Didymoon más pequeño es del tamaño de la pirámide de Guiza, objetivo principal de Hera, la cual realizaría mapas de alta resolución de la superficie e interioridad de la luna.

La ESA detalló en su página de internet que se prevé la nave llegue a Didymos, en 2026. Así, Didymoon habrá logrado un hecho histórico al ser el primer objeto en el Sistema Solar en tener su órbita desplazada por el esfuerzo humano.

La agencia espacial europea explicó que la misión de la NASA, DART, chocará con el asteroide en octubre de 2022. El impacto dará lugar a un cambio en la duración de la órbita de Didymoon alrededor del cuerpo principal.

“La información esencial se perderá después del impacto de DART, que es donde entra Hera. La investigación de Hera nos dará la masa de Didymoon, la forma del cráter, así como las propiedades físicas y dinámicas”, agregó Ian Carnelli.

Los datos recopilados por Hera se convertirán en un experimento, una técnica de defensa planetaria, la cual podría repetirse si alguna vez se necesita detener un asteroide entrante, apuntó.

La misión de la ESA también medirá el cráter dejado por DART a una resolución de 10 centímetros, para dar a los científicos un panorama de las características de la superficie y composición interna del asteroide.