Por una Victoria limpia

0
40
BELLEZA. La Capital luce con sus calles cuidadas gracias a los empleados del Departamento de recolección de basura, quienes laboran desde las seis de la mañana peinando la zona hacia el poniente, con un objetivo que logran en equipo.

José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tam.- Sin duda, quien barre y trapea su casa le gustaría que quienes viven en ella evitaran ensuciarla y al menos no pisar sobre lo mojado o tirar papeles al piso. Lo mismo esperan quienes diariamente, sin importar que las inclemencias del tiempo no ayuden, se levantan de madrugada dispuestos a limpiar la ciudad, durante una jornada de trabajo que a veces puede ser muy extenuante.

“Todos los días lo más duro es la levantada, a las 4:40 de la mañana vamos a reportarnos al campamento, para checar nuestra unidad, que ande en buenas condiciones llantas, aceite y prenderla; mientras tanto aprovechamos para desayunar”, nos platica Epifanio Mireles, quien cuenta ya con 14 años de trabajo en este servicio.

 

LOS LUNES AUMENTA TRABAJO DE LIMPIEZA

Después del fin de semana, es decir lunes y hasta el martes, la carga de trabajo se incrementa para el personal de Limpieza Pública.

“Por ejemplo lunes y martes es de mucho trabajo, normalmente tres o cuatro se despega un poco más ya miércoles, jueves, viernes y sábado relativamente es un poco menos, pero ahorita en estos tiempos sale mucha basura; los lunes es porque se junta todo lo del fin de semana y es cuando se acumula el trabajo”. Y es tal la cantidad de desechos que a veces la jornada se extiende…

Epifanio ha cubierto la mayoría de las rutas de recolección de basura del Municipio, puesto que cuando ingresó a trabajar cubrió turnos de quienes faltaban, pedían permiso o se encontraban de vacaciones.

“Mira, cuando uno entra a trabajar, antes de que te dejen la responsabilidad de conducir la unidad, te dedican a cubrir rutas, todavía no tienes camión propio. Te dan a cubrir aquí o allá; a alguien que faltó o pidió permiso y lo cubrimos los que estamos en la banca”.

“Normalmente yo tengo dos rutas de las que me encargo de lunes a sábado, en un horario de 6:00 a 14:00 horas: “Mis rutas actualmente son Los Ébanos, la Naco, Nueva Era, Solidaridad y todo ese rumbo”.

Pero tanto esfuerzo, aunque sea remunerado, no siempre es valorado por los ciudadanos, quienes no siempre colaboran, y apenas acaba de pasar la unidad recolectora por alguna cuadra o barrio, cuando ya la volvieron a ensuciar. ¿Por qué lo hacen? Solo ellos lo saben, pero su actitud refleja una falta de respeto y educación.

“Es un problema muy bien dicho por nuestros superiores por nuestro Director y por nuestro Jefe inmediato, es muy cierto, porque es un problema que no hemos podido erradicar”.

 

ECHAN ESCOMBRO EN TANQUES DE BASURA

Algo que molesta mucho es que hasta tierra o escombro echen a los tanques de basura. Hay gente que deposita de todo en los botes, donde únicamente deberían echar la basura casera.

“Hace poco salió un ciudadano molesto porque no nos pudimos llevar un tanque; ese tanque lo dejamos porque no pudimos levantarlo ni entre los tres compañeros. Estaba súper pesado y descubrimos que tenía escombro”.

“Sí, nos molesta que a los tanques de basura echen escombro, basura que no se puede llevar, piensan que uno es ‘Himan’; que uno puede levantar todo, pero no se trata de eso; tampoco piensan en que nos podemos lastimar la espalda; nosotros recogemos basura doméstica de casa y a veces es injusto que saquen esos desechos o mugrero que no deben”.

 

COLONIA SANTANDER, DE MUY DIFÍCIL RECOLECCIÓN

Sin importar que el camión recolector ya pasó e hizo su trabajo, nunca faltan vecinos o personas de otros lados que tiran toda clase de desechos en la vía pública; lo peor es que apenas han pasado algunas horas desde que el área se limpió y ya luce sucia de nuevo.

“En esta colonia es donde tengo más detalles de eso, procuro limpiar y limpiar, pero como te digo, a veces ya voy de salida y ya hay basura, es lo que te molesta, y ese es un punto que te comentaba tenemos que erradicarlo, porque no es conveniente que tú hagas tu trabajo correctamente y la ciudadanía no lo valore, incluso cuando voy de salida porque que ya terminé y me tengo que regresar para recogerla”.

Los trabajadores también tienen que lidiar con la molestia y reclamo de los ciudadanos, quienes con frecuencia alegan que hay mucho retraso en el servicio.

“La gente a veces se enoja con nosotros, para ellos nos retrasamos, pero en esta administración como saben llegaron las unidades y hemos tratado, se ha notado que hemos hecho un mejor servicio para la ciudadanía. Tal vez hubo un momento en que no teníamos unidades adecuadas en las que no estuvimos dando buen servicio pero ahorita te lo digo yo: mejoró mucho el servicio, demasiado con nuestras unidades nuevas y con las que había ya se niveló mucho”.

 

SACARLA ANTES O DESPUÉS, PROBLEMA QUE NO DESAPARECE

La actual administración no solo adquirió nuevas unidades recolectoras, sino que sectorizó la ciudad para tener una mejor cobertura, pero no solo eso, sino que a ritmo de música contagiosa, que proviene del propio camión, avisa e invita a las familias a sacar sus bolsas de basura

“Ahorita, con la música es muy fácil darnos cuenta que la unidad está pasando en su ruta de recolección, pero no podemos meter a la gente en esa cultura de que ya no saquen la basura después de que ya pasó el camión, porque es lo que hace que los perros la riegan por las calles y todo eso y se vuelva a hacer el ‘despapaye’, pero sí es un problema que no hemos podido erradicar”.

Sacar la basura antes, como se ha visto que hacen muchas personas con la excusa de que salen a trabajar y no están a la hora en que pasa el camión, también sigue siendo una costumbre para algunos. Siempre hay perros que van a husmear en las bolsas y a regar su contenido por las calles.

“Que no la saquen antes, no lo manejamos así porque no es conveniente, porque obviamente los perros y todo eso riegan mucho la basura, pero la gente que sale a trabajar sí hace eso de sacarla en las noches”.

 

RECOLECCIÓN DE BASURA: TRABAJO EN EQUIPO

Por ello, el ilustre prestador del servicio de recolección reitera que no sirve de mucho el esfuerzo y las ganas que le ponen para mantener limpio un punto, o que el camión pase a la hora establecida y recoja toda la basura, si la gente no colabora ni se suma a la cultura de la limpieza.

“Nosotros nos encargamos de limpiar lo mejor que se pueda, dejar el punto bien cubierto y ahí es donde decimos que hay problema, de que si ya se limpió el punto, no le hace que haya sido temprano o que la hayan sacado de noche, pero sí que ya no saquen basura”.

Consideró que con el tiempo llegará el día en que la gente de Victoria comprenda que trabajar en equipo siempre dará buenos resultados, porque cada quien hará la parte que le corresponde: unos limpiándola y otros, evitando ensuciarla.

“Esto es un trabajo en equipo, entre la ciudadanía y nosotros. Lo que le pedimos a la gente es que si ya pasó el camión, si ya vio que no hay basura que ya no la saque hasta el próximo turno, si hoy es jueves entonces tocaría el sábado, así se mantendría limpia la ciudad, ese es un detalle que hemos tenido y es algo que le pido a la gente que ya no saque”.

Pese a la escasa cultura de la limpieza en Victoria, los trabajadores deben continuar brindando el mejor servicio y con la mejor disposición, ya que finalmente es su empleo, que les proporciona un sueldo que les permite satisfacer sus necesidades económicas.

 

PESE A TODO, SE TRABAJA CON LA MEJOR DISPOSICIÓN

“Nuestro trabajo es por la ciudadanía y por la ciudad. Tratamos, así como nos lo pide el director Benito y nuestro jefe inmediato, Narciso, de hacer lo mejor posible nuestro trabajo. Igualmente a lo mejor no todos podemos hacerlo así o no tenemos la mejor disposición”.

Y en lo particular me gusta hacerlo bien y recoger lo mejor que pueda; esa es la satisfacción más grande que tengo, hacerlo por nuestra ciudad y nuestra ciudadanía, que es lo que siempre ha pedido el Alcalde y los jefes inmediatos.

Prácticamente, esa es la historia que se escribe todos los días de quienes salen de madrugada con la consigna de hacer bien su labor, recogiendo la basura y llevándola hasta el relleno sanitario, donde se descarga la unidad, la cual, posteriormente, se deja en el campamento, para que esté lista al día siguiente.

Para cerrar, el servidor público municipal reitera la convocatoria a los ciudadanos para que apoyen el servicio. Es una labor de concientización que puede tardar años, pero que se tiene que hacer.

“Lo que comentamos que nos ayuden por ese lado, que es importante, la ciudad es de nosotros al final de cuentas, que nosotros es por donde caminamos diario y se ve bonito cuando está limpio todo y como te digo, es injusto cuando hacemos el trabajo y vuelvan a sacar. Concientizar a la gente para que valoren el trabajo”.

Comentarios