Responde Siria con furia

0
30

BEIRUT, Líbano, julio 10 (AP)

Las fuerzas del Gobierno sirio bombardearon este martes aldeas y pueblos en el norte del país, luego de un ataque sorpresa de los insurgentes, que según se reportó dejó dos docenas de soldados muertos, dijeron activistas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que el Gobierno bombardeó media docena de aldeas controladas por rebeldes en el noroeste de la provincia de Idlib, matando al menos cinco civiles. El Centro de Medios Idlib, operado por activistas, dijo que el saldo de muertos fue de cuatro.

La contraofensiva oficialista ocurrió horas después de que rebeldes tomaron la aldea de Atira, cerca de la frontera con Turquía, en un ataque sorpresa. Fue una inusual hazaña de los insurgentes que han sufrido aparatosas derrotas en los últimos meses. El Observatorio y otras plataformas operadas por activistas reportaron que más de dos docenas de soldados murieron, incluyendo varios oficiales.

Damasco Ahora, una red de Internet prooficialista, dijo que grupos armados atacaron un puesto fronterizo el lunes por la noche cerca de Atira, ubicado en la provincia de Latakia, desatando un enfrentamiento con fuego de artillería. El ataque mató a varios soldados sirios, dijo, sin dar cifras.

El Gobierno está librando una ofensiva de gran escala en el sur de Siria, donde recientemente retomó un importante cruce en la frontera con Jordania.

La provincia de Idlib, el último bastión importante de los rebeldes, está incluida en un acuerdo para reducir el conflicto que fue negociado por Rusia e Irán, que apoyan al gobierno, y Turquía, que respalda a la oposición y ha establecido una docena de casetas de observación en la provincia.

Otros acuerdos parecidos en otras partes del país han colapsado debido a las ofensivas del Gobierno, y se prevé que las fuerzas oficialistas avancen en Idlib una vez hayan resguardado otras zonas.

Comentarios