El falso documento

0
129

Mauricio Zapata.-

El viernes pasado, por ahí del medio día, se comenzó a difundir en redes sociales un documento sobre la reciente aprobación de una sanción de más de 12 mil pesos por usar el celular mientras manejamos en Ciudad Victoria.

Se trataba de un presunto oficio con membrete del Gobierno de Tamaulipas y del Ayuntamiento de Victoria. Era una hoja fotocopiada y exhibida en una especie de vitrina.

Primero la hicieron circular a través de los grupos de WhatsApp y después la gente la fue subiendo a sus cuentas de Facebook o de Twitter alertando a la ciudadanía.

El papel a todas luces era falso como un documento oficial; tanto por los membretes como por la forma en que estaba escrito. Se detectaba de inmediato.

Además, revisamos las actas de las tres últimas sesiones del Cabildo y no había tal aprobación al reglamento de Tránsito.

El Gobierno municipal reaccionó como tres horas después y envió un escueto y mal hecho comunicado para decir que ese documento y la información que contenía eran falsos.

Pero en esas tres horas las reacciones de la ciudadanía fueron negativas hacia esa presunta sanción que se venía. La mayoría de los que vieron esa “Fake News”, reprocharon y cuestionaron la decisión de las autoridades locales.

Frases como “represivos”, “rateros”, “recaudadores”, “gachos”, “mordelones”, “opresores”, “abusivos” y varios adjetivos de ese tipo.

Es decir, la gente no estuvo de acuerdo con esa medida y exigieron la derogación inmediata de ese decreto, reiterando que se trataba de un abuso de los funcionarios municipales.

Al final, lamentamos que ese documento haya sido falso y que las autoridades les tiemble la mano para aplicar ese tipo de sanciones.

¡De verdad! Creemos que es ya necesario y urgente que se endurezcan las medidas para sancionar a los conductores que hablan o mensajean el celular mientras manejan.

De por sí, la mayoría de los conductores de Victoria no saben manejar, y si a eso le agregamos que se distraen con el celular, la cifra de accidentes han crecido de manera considerable.

Hemos sido muy irresponsables como conductores; pero esa irresponsabilidad seguirá existiendo si no se sanciona a quien cometa esas faltas. Pero deben ser sanciones fuertes, que de verdad le duelan a la ciudadanía.

Los 12 mil pesos que propusieron está bien. Y si la gente demuestra que no tiene esa lana, que pague con servicio comunitario: limpiar calles, pintar banquetas, chapolear camellones, trabajar un día en el departamento de limpia, etc.

Verán que con los primeros sancionados, el resto va a entender y va a inculcarse esa cultura de respeto.

Y es que la gente quiere todos los derechos, pero no quieren ninguna obligación. Pedimos operativos, pero cuando las autoridades lo hacen, las acusan de represoras o recaudatorias.

Pedimos operativos, pero cuando los hacen, alertamos a los demás sobre la ubicación de éste para no pasar por allí.

Actuamos de manera irresponsable, pues.

Por un lado, las autoridades deben hacer cumplir la ley, y nosotros los ciudadanos, debemos cumplir. Pero en la medida de que lo hagamos, los agentes no tendrán motivos para detenernos y recaudar multas. Así de sencillo.

Ojo, todo está en nosotros.

Por lo pronto, no veo mal que apliquen sanciones fuertes por usar el celular mientras conducimos, deberían de hacerlo, verán que a la tercera multa, la gente tomará conciencia.

Pero al Gobierno le interesa más los votos que hacer cumplir la ley.

EN CINCO PALABRAS: Son de visión corta, pues.

PUNTO FINAL.- El problema del mexicano promedio es que no odia al corrupto, lo envidia y quiere su puesto.

Twitter: @Mauri_Zapata

 

Comentarios