El chile mal embonado

0
124

Mauricio Zapata.-

La mayoría de los mexicanos somos “contreras” por naturaleza.

También somos criticones y nada nos gusta.

Para muchos, todo está mal, aunque esté bien. El chiste es criticar, grillar y hablar mal de alguien.

Está en los genes de los mexicanos… de la mayoría de nosotros los mexicanos.

Y podemos poner muchos ejemplos. Es más, no alcanzaría este espacio para ponerlos.

Viene esto a colación por algunas situaciones que se vienen dando en Tamaulipas, y de manera particular, en su capital Ciudad Victoria.

La gente se queja de todo y exige acción por parte de las autoridades, sin embargo, cuando éstas actúan, entonces las acusan de todo… vamos, el chiste estar en contra de ellas.

Por ejemplo: Se ha cuestionado mucho el hecho de que Victoria sea una ciudad retrasada en infraestructura, pero cuando a algún gobernante se le ocurre un proyecto para su desarrollo, entonces lo critican de que hacen obras innecesarias.

¿Se acuerdan con el famoso aquel “8 de 8”? Ah cómo lo criticamos y dijimos que era algo inútil. Bueno, hubo aquellos que hasta protestaron en la calle. Pero antes, dijeron que esa arteria era peligrosa, que hacía falta una mejor vialidad y que además el sistema de ese entonces, era retrógrada.

Mucho se cuestionó que los parques de la Ciudad estaban abandonados, que eran viejos y que estaban feos. Pues cuando se invirtió para modernizar el Paseo Méndez, pusieron el grito en el cielo y dijeron que había otras prioridades.

También se habló de que la Unidad Adolfo Ruiz Cortines era deficiente; que ya le quedaba chica a una ciudad Capital y que el estadio de beisbol ya no era funcional.

Bueno, se cayó ese estadio, se re proyectó uno nuevo y se acondicionó el lugar para hacerlo más eficiente; y sí, también se criticó y se dijo que mejor se invirtiera esa lana en obras que le beneficiaran más a la gente como pavimentación de calles.

Mucho se dice que Victoria sigue siendo una localidad pequeña, es más, desde hace muchos tiene el mote de “Viki Ranch”. Entonces vino el proyecto para remodelar una de sus principales avenidas como es el 17, y pum, se cuestionó y no se termina de criticar cada proceso que lleva, diciendo que no hacía falta una modernización y que están tirando el dinero a la basura.

Es cierto, hay cosas criticables en la obra, sin embargo, la modernización es buena y me parece que ahí, poco a poco, va quedando la calle… claro, que le hace falta detallar algunos aspectos.

Cuando se remodeló el estadio Marte R. Gómez, igual fue y hubo aquellos que dijeron que le estaban quitando esencia a Victoria y que la modernización la estaba alejando de la nostalgia.

Hay quien ha propuesto otros aspectos para modernizar la Ciudad, como el quitar del 17 Carrera el monumento a Pedro José Méndez, y todo mundo pega el grito en el cielo.

Eso es en cuanto a obras se refiere. Pero igual estamos como sociedad en otros aspectos. En la anterior colaboración hablábamos sobre los operativos que hacen y que la propia ciudadanía exige, pero cuando los hacen, entonces critican y cuestionan.

Y así podemos presentar muchos más ejemplos de lo que hace o deja de hacer una autoridad y cómo reacciona la gente.

En pocas palabras, como dijo por ahí un político y gobernante actual: “ningún chile les (nos) embona”. Y sí… la verdad es que sí tiene razón.

 

EN CINCO PALABRAS: Una raza complicada de entender.

PUNTO FINAL.- La verdad es como la salsa: Si no pica, no sabe.

Twitter: @Mauri_Zapata

 

Comentarios