Alertan por grave deforestación

0
31

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- La superficie desertificada por sequía, incendios forestales, falta de humedad y elevadas temperaturas es incuantificable en las diferentes regiones de Tamaulipas, aseguró Teresa Baeza Condori, representante de la Asociación Civil Tonantzin Tlalli, Venerable Madre Tierra.

Dijo que si bien lo anterior es grave, es todavía más el hecho de que sean escasas las acciones emprendidas por dependencias de los gobiernos para mitigar o adaptarnos al impacto del cambio climático, cuyo impacto se manifiesta cada vez más en distintas partes del mundo con calor y el registro de lluvia extrema.

Citó la cantidad de hectáreas que por ejemplo se han deforestado en las faldas de la Sierra Madre Oriental, en donde se han realizado construcciones de vivienda, en consideradas como zonas de riesgo, que la misma naturaleza les puede cobrar, cuando pudieran registrarse intensas precipitaciones pluviales.

“No necesitamos ser científicos para podernos dar cuenta, el calor es demasiado, es en todas partes, incluso con lluvias extremas, eso es grave, pero más la reacción de todos nosotros, de darnos cuenta del mensaje que nos envía la naturaleza, los científicos, los académicos, la misma vida, en la que hacemos poco o nada por mitigar o adaptarnos al impacto del cambio climático”, sostuvo.

Comentó que como Asociación Ambientalista, hasta ahora no han sido convocados a reuniones donde se explique qué medidas se están haciendo, o se piensan programar para adaptarse o mitigar el impacto del cambio climático, “lo que hemos hecho, lo hacemos solos, sin el respaldo de instituciones de Gobierno”, precisó.

Baeza Condori indicó que el número de hectáreas desertificadas por la sequía, incendios forestales o falta de precipitaciones pluviales en el campo como en la ciudad es incalculable, porque en mucho ha contribuido lo elevado de las temperaturas, como parte del impacto que ocasiona el cambio climático

Y es que, todo lo que representa la deforestación, es decir la pérdida de árboles, es dejar de recibir precipitaciones pluviales, de tal forma que, en la medida en que se siga desertificando la superficie, en esa proporción serán cada vez más elevadas las temperaturas.

Comentarios