Diputados en la tablita

0
129

Mauricio Zapata.-

En el 2019 se estrena en Tamaulipas la reelección de diputados locales.

Pero, ¿los actuales legisladores estatales merecen ser electos nuevamente por la ciudadanía?

La actual legislatura estatal no ha sido de las más brillantes ni productivas, pero tampoco ha trabajado mal. Digamos que está en un balance medio.

Es decir, ha habido mejores, pero también ha habido peores, mucho peores.

El asunto es que varios diputados querrán buscar esa reelección y estar tres años más sentados en esa curul, que dicho sea de paso, no es una tarea fácil, aunque así lo parezca.

Ya lo dijo el que se dice dirigente del PAN, un tal Elizondo, que ningún integrante de su bancada tiene asegurado su pase a la reelección.

Veamos cómo se han comportado y analizar si deben o no buscar ser legisladores nuevamente. Y no me refiero solamente a los panistas, sino a los de las otras bancadas.

Vayamos sólo con los 22 que ganaron en las urnas ese derecho. Los pluris son harina de otro costal.

Teresa Aguilar Gutiérrez (PAN).- Como legisladora no lo ha hecho mal, sin embargo, su trabajo casi no se nota, ha sido un tanto gris, es más de escritorio. El asunto es que ella ganó de “chiripa” y sus electores no la conocen.

Rogelio Arellano Banda (NA).- Ha hecho poco, la verdad es un diputado que ha pasado desapercibido, sin embargo, ha estado muy en contacto con la población, misma que le importa más que el diputado regrese a que trabaje en materia parlamentaria.

Jesús Moreno Ibarra (PAN).- El famoso Chuma goza actualmente de una licencia. Es de los que más ha subido a tribuna y más política han hecho al interior del Congreso. Pero creo que él le tira a un puesto en el Gobierno.

Georgina Cárdenas Thomae (PAN).- La verdad es que le agarró rápido la onda al tema legislativo. Trabaja mucho en comisiones y es una persona muy agradable.

Juan Carlos Córdoba Espinosa (PRI).- Es de las revelaciones en esta legislatura. Su chamaba es buena (a secas), y vaya que sí le sabe al asunto, ya que sus iniciativas han tenido un tinte ciudadano.

Germán de Anda Hernández (PAN).- Es buen debatidor y político, aunque en el tema parlamentario y de ingreso de iniciativas, no se ha metido mucho.

Nohemí Estrella Leal (PAN).- Su chamba legislativa es aceptable.

Romeo Garza Rodríguez (PAN).- Es muy participativo, sube mucho a tribuna, aunque no es el mejor legislador de la bancada del PAN y me parece que es más político que asambleísta.

Clemente Gómez Jiménez (PAN).- Ni fu ni fa.

Mónica González García (PRI).- Bien en su trabajo. Muy metida en los temas de economía, que es lo suyo. Ha ingresado varias iniciativas y es muy participativa. También se salva.

Ma. de Jesús Gurrola Arellano (PAN).- Demasiado discreto su trabajo como para pensar en votar nuevamente por ella.

Ciro Hernández Arteága (PAN).- A pesar de ser un tipo antipático y mamón, es chambeador y se mete mucho en su chamba. La verdad es que forma parte de ese selecto grupo de diputados que sí desquitan lo que ganan.

Joaquín Hernández Correa (PAN).- Es otro de los que se salva y que además ha hecho un trabajo sobresaliente. Se ha comportado como un verdadero diputado. Debate bien, le entra al ingreso de iniciativas y además dentro de la Comisión que preside le pone mucho empeño.

Copitzi Hernández García (PRI).- Sin duda ha sido una muy buena diputada. Ha trabajado bien, es de las pocas que sí analiza bien cada documento que se vota. Ya probó las mieles de una elección hace unas semanas y le fue muy mal, no creo que quiera volver a perder.

Ana Lidia Luévano de los Santos (PAN).- Habla muy bien, se expresa de manera excelente. Tiene una voz envidiable, pero sólo eso; de chamba parlamentaria ni me pregunten.

Adrián Meraz Padrón (PAN).- Perdón pero es un diputado que hasta en lo gris es gris.

Carlos Morris Torre (PRI).- Es un tipo que poco a poco le fue entendiendo al tema legislativo. Trabaja bien en comisiones. No ha metido muchas iniciativas, pero las que sí, han sido buenas. Hay una en especial que me parece muy importante. Creo que se le debe dar seguimiento.

Pedro Luis Ramírez Perales (PAN).- Sólo me acuerdo de él porque tiene los apellidos de un ex jugador de los Pumas de los años ochenta y noventa.

Glafiro Salinas Mendiola (PAN).- Es una persona con mucha experiencia, discreta en su trabajo, pero con mucho colmillo. Poco a poco enderezó algunas cosas en el Congreso. En el tema parlamentario ha trabajado bien y sus iniciativas son buenas.

Juana Alicia Sánchez Jiménez (PAN).- No sabía que era diputada.

Anto Tovar García (PRI). Bastante aceptable su trabajo. Es de los mejorcito que tiene la bancada tricolor. A él tampoco le fue bien en las elecciones pasadas y los matamorenses se perdieron de un buen legislador federal.

María del Carmen Tuñón Cossío (PAN).- Sólo va a pasear al Congreso.

Veremos quién puede tener el aval para buscar la reelección, pero al final, creo que son muy pocos los que se la merecen.

EN CINCO PALABRAS.- Electores tienen la última palabra.

PUNTO FINAL.- “Ejercer el poder corrompe, someterse al poder degrada”: Milan Kundera.

Twitter: @Mauri_Zapata

 

Comentarios