Continúa éxodo empresarial

0
57

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- Alrededor de 90 empresarios de diversos ramos, entre los que destacan el comercial y el de la construcción, han tenido que cerrar o salir de la Ciudad ante la baja actividad económica que se registra y que se asocia con la falta de circulante, pero también con la baja en la demanda de algunos productos.

De acuerdo con lo expuesto por los dirigentes de las cámaras empresariales, más que cerrar las puertas de sus negocios, los propietarios han decidido incursionar en mercados de entidades vecinas, entre las que destacan San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León e incluso Querétaro.

“Nosotros como medimos el cierre de comercios es con la afiliación que tenemos, hasta el momento en lo que va del año el padrón sí se ha reducido por diversos motivos, estamos hablando de alrededor de 70 socios que ya no se afiliaron este año”, comentó Juan Carlos González Alanís.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, señaló que se han dado casos de empresarios que decidieron cerrar por la baja en las ventas, lo que fue ocasionado por la reducción significativa del circulante.

“Entre estos, también están aquellos que ya no se afiliaron porque cambiaron de residencia, al no tener manera de recuperarse o que su giro era como proveedor del Estado, decidieron emigrar a otros estados para probar suerte”, expuso.

Por su parte, Luis Alberto González Cruz, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Victoria, comentó que alrededor de 20 empresas locales de ese ramo, decidieron buscar otros aires para evitar quebrar.

“La falta de circulante en la zona, mantiene prácticamente paralizada la obra privada, a eso se suma que al menos la mitad de las empresas del ramo afiliadas a CMIC no tienen trabajo, estamos hablando de alrededor de 75. Por esta razón han migrado a estados como Nuevo León y San Luis, donde están detonando la construcción de vivienda”, apuntó.

Finalmente González Cruz mencionó que esta situación pega de igual forma en las tiendas de materiales, “solo que ahí es un poco más fuerte, porque algunas constructoras foráneas no sólo traen personal de otras ciudades sino que también compran sus insumos fuera del estado”.

Comentarios