Delito de extorsión, perseguido de oficio

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- Porque solo dos de cada diez extorsiones son denunciadas formalmente, la Diputación Permanente del Congreso del Estado aprobó reformas al Código Penal para que sea un delito perseguible de oficio.

Durante su sesión de este miércoles, el órgano legislativo dictaminó a favor la iniciativa presentada en su momento por la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a través del diputado Rafael González Benavides.

De esa manera, fue reformado el artículo 438 del Código Penal del Estado.

Los legisladores consideraron que la acción legislativa es importante porque la extorsión es un delito de alarmante incidencia en Tamaulipas y es necesario darle a las autoridades las herramientas normativas necesarias para combatirlo.

“Los delincuentes han encontrado un nicho de oportunidad en exigir ilegalmente a los particulares la entrega de bienes de todo tipo, a manera de “protección” indebida para no causarles un perjuicio directo o a sus familiares”, detallaron.

Para sustentar la iniciativa recurrieron a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que en 2013 se registraron en la entidad cinco mil 024 extorsiones por cada cien mil habitantes que representaban el 25.9 por ciento del total de los delitos ocurridos, mientras que en 2015 sucedieron siete mil 279 extorsiones por cada cien mil habitantes en Tamaulipas, lo que representó el 34.1 por ciento de la incidencia delictiva en ese año.

Sin embargo, en el periodo del 2013 al 2015, la Procuraduría General de Justicia del Estado solamente registró 588 averiguaciones previas por extorsión.

“Esas cifras nos dan un dato duro alarmante de que en el 2013 solo el 4.47 de los delitos de extorsión se denunciaban y para 2015 el porcentaje cayó al 2.39 por ciento. La alarma es mayor cuando el Inegi reportó que en 2013 solo ingresaron a los Centros de Readaptación Social nueve personas por el delito de extorsión” señala el dictamen.

Y añadieron: “todo ello pone de manifiesto la urgente necesidad de transformar el sistema normativo que gira en torno al delito de extorsión, pues aunque se trata de una conducta delictiva recurrente no se atiende ni se castiga debidamente”.

Para que la reforma quede firme todavía debería recibir el aval del Pleno del Congreso del Estado, en una sesión ordinaria.

El diputado, Rafael González Benavides, consideró importante declarar la extorsión como delito perseguible de oficio, porque evitara que las víctimas tengan que estar acudiendo repetidamente ante la autoridad con los riesgos que ello implica.

Dijo que una de las razones por las que alguien que es extorsionado no denuncia es precisamente el temor a ser revictimizado, por lo que hizo un llamado a las autoridades a proteger la identidad de las víctimas.

 

Comentarios