Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Alfredo Guevara

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ante la falta de lagunas de oxidación y cárcamos de bombeo de aguas residuales, los ríos Blanco y Tigre en el municipio de Aldama presentan problemas de contaminación que están afectando a la salud de sus pobladores y alejando a quienes gusta visitar esos lugares con fines turísticos o de recreación.

No tratarse el agua residual y tener a escasos metros de los ríos los cárcamos, han originado la contaminación y generado problemas de salud como ronchas, a quienes se bañan ahí o utilizan el agua para satisfacer necesidades domésticas, confirmó Jorge Luis González Rosales, alcalde electo de esa población.

Al acudir a la torre Bicentenario, añadió que además de las afectaciones a la salud de las personas, hay lugares en Aldama, río abajo, hay poblados y ejidos que ya no se visitan ni se meten a disfrutar del agua las familias, porque salen con ronchas o enfermedades gastrointestinales, producto de la misma contaminación.