El inútil

0
157
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Mauricio Zapata.-

El Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Tamaulipas (ITAIT) ejerce funciones con un presupuesto superior a los 12 millones de pesos al año.

Mientras que los tres comisionados perciben un salario superior a los cien mil pesos mensuales según da a conocer la propia institución a través de su sitio de Internet www.itait.org.mx.

Del mismo modo da a conocer al personal que laborará ahí. Son 15 personas, además de los tres comisionados hay once trabajadores administrativos de diferentes rangos, y en conjunto ganarán al mes poco más de 180 mil pesos.

El presupuesto anual el ITAIT es distribuido para gastos administrativos, nómina y otro tipo de erogaciones para ejercer sus funciones.

En el sitio de Internet se muestra su estructura orgánica, leyes y reglamentos, directorio oficial, listado del personal, marco jurídico, sus leyes y reglamentos y el vehículo oficial asignado, entre otros apartados.

¡Pero no funciona!

Sin embargo, en algunos de ellos aún no se detalla su programa de trabajo, pese a que el “linck” se encuentra establecido.

En el directorio se pormenoriza el nombre, dirección, teléfono y correo electrónico de los comisionados y demás trabajadores, también su rango salarial y la estructura orgánica de cómo trabajan.

Cuando un ciudadano quiere solicitar información pública de oficio, ésta área, descentralizada, solo envía un correo electrónico al solicitante diciéndoles que busque la información en la página web de la dependencia que desea investigar datos.

Es decir, si un tamaulipeco quiere saber en qué se gasta los recursos, por ejemplo, la Secretaría de Educación en Tamaulipas y la solicita al Itait, éste le regresa un e-mail diciendo lo siguiente: “Gracias por su interés en la Transparencia de Tamaulipas, la solicitud que usted solicita la puede encontrar en el sitio de Internet de la Secretaría de Educación en Tamaulipas”.

En pocas palabras la labor de los Comisionados y personal del Institutito sólo se limita a agradecer el interés de la población y enviarle un correo electrónico invitándolo a buscar datos a otro lado.

Y es que cuando se vuelve a solicitar la información a donde el Itait envió al ciudadano, ésta le responde que debe ser el Instituto quien da la información solicitada.

En términos comunes, ambas instancias “se echan la bolita” y nadie da acceso a la transparencia en Tamaulipas.

Asimismo, se informa que el Instituto tiene las siguientes atribuciones: Interpretar en el orden administrativo esta ley; vigilar en el ámbito de su competencia la observancia de la presente ley y proporcionar a los particulares asesoría y orientación necesaria sobre la formulación de las solicitudes de acceso a la información y ejercicio del derecho de hábeas data para proteger datos personales; entre otras.

Ahí hay un aparatado para que la ciudadanía en general solicite la información que desee luego de haber llenado una solicitud con diversos requerimientos.

De acuerdo a la ley, el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Tamaulipas es el órgano especializado de carácter estatal encargado de difundir, promover y proteger la libertad de información pública.

El sitio de Internet del Itait sólo da cuenta de algunos eventos como cursos, congresos y firmas de convenio con diversas instancias, pero es imposible poder obtener una información pública de oficio.

Caray. Con razón Tamaulipas está reprobado en materia de transparencia si el organismo que debe ser garante de ella pone el ejemplo de opacidad.

En suma: Tamaulipas tira 12 millones de pesos al año al cesto de la basura.

Por eso el Itait es un elefante blanco.

EN CINCO PALABRAS: Es una área totalmente inútil.

PUNTO FINAL.- “Las grandes mentes tienen objetivos. El resto solo tiene deseos”: William Allen White

Twitter: @Mauri_Zapata