Acusa a Chuchín de ‘transa’

0
92
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- El contrato que el alcalde de Matamoros, Jesús de la Garza Díaz del Guante, pretende firmar con particulares para concesionar el alumbrado público en el Municipio es una “transota”, con la cual busca pagar el apoyo económico que recibió durante su campaña política para buscar la reelección, aseguró el diputado local Ramiro Salazar.

“El último tiro que se quiso aventar fue privatizar el alumbrado público por 12 años. Quiso hipotecar el Municipio después de que, obviamente, agarró una lana en su campaña por este proyecto”, señaló.

Y añadió: “Pero ya nos dimos cuenta que era una transa grande. Lámparas que valen cinco mil pesos las quiere vender en 45 mil pesos”.

Por esa razón, aclaró, el Congreso del Estado no aprobará la iniciativa que el edil presentó ante los diputados.

“La vamos a desechar en su momento”, mencionó.

Dijo que al municipio de Matamoros le fue muy mal durante la administración de De la Garza Díaz del Guante.

“Siempre hemos hecho los señalamientos correspondientes de la pésima administración de Jesús de la Garza Díaz del Guante y el tiempo nos dio la razón”, indicó.

Aseguró que Matamoros quedará con una deuda de cerca de 300 millones de pesos y con graves rezagos en alumbrado público, recolección de basura y pavimentación.

“El Municipio está en bancarrota. El tesorero dice que son pasivos pero no deja de ser deuda. No podía ser de otra manera porque Chuchín es un pésimo administrador. Quebró todas las empresas de su familia. Sabíamos que era un fracaso, un mal empresario”, refirió.

Esa deuda, señaló, dificultará el inicio de la administración del nuevo alcalde, Mario López.

“Tendrá que hacer un gran esfuerzo. Habrá que ver hasta dónde lo van a dejar trabajar”, señaló.

Como se informó en su momento, el alcalde De la Garza Díaz del Guante solicitó el aval de los legisladores para firmar a 12 años un contrato de “asociación público-privada”, a través del cual cederá a un particular la prestación y modernización del servicio de alumbrado público, lo que implicará un desembolso de poco más de mil millones de pesos.

Para justificar su propuesta argumentó que con ello se dará respuesta a las quejas recurrentes de la población por el deficiente alumbrado público, además de que quitará al Ayuntamiento la carga del servicio.

El contrato que firmaría el Gobierno fronterizo implicaría pagar mensualmente siete millones 348 mil 884 pesos al ganador de la licitación respectiva.

Esa suma se pagaría en dos partidas: una por un monto de cuatro millones seiscientos cuarenta mil pesos 00/100 M.N), el cual permanecerá fijo durante la vigencia del contrato, y otro por dos millones setecientos ocho mil, ochocientos ochenta y cuatro pesos, con un incremento anual de un 5.796, por concepto de suministro de energía eléctrica.

A cambio, la empresa se obligará al reemplazo de 35,117 luminarias convencionales existentes de la red de alumbrado público, por luminarias con tecnología LEO (Light Emitting Diode).

Además modernizará la infraestructura disponible y el mantenimiento de la misma, así como el pago del consumo de energía eléctrica por el alumbrado público.