Prohíben entregar bolsas de plástico

0
198
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- Diputados locales aprobaron una reforma al Código para el Desarrollo Sustentable, para prohibir que las tiendas de autoservicio y supermercados entreguen a sus clientes bolsas de plástico elaboradas con polietileno.

La iniciativa, que recibió el respaldo unánime de todas las fuerzas políticas, señala que la reforma era necesaria, “porque existe una imperiosa necesidad de tomar las medidas conducentes para atender el problema de impacto ambiental que genera el desechamiento de bolsas de plástico”.

De esa manera, se adicionaron los párrafos seis y siete al artículo 36 del Código para el Desarrollo Sustentable del Estado de Tamaulipas.

El párrafo seis establece que: “Para la protección ambiental del Estado de Tamaulipas y sujeto a los términos señalados en esta Ley y de las disposiciones que de ella emanen, se restringe la venta, dádiva y uso de bolsas en supermercados, tiendas de autoservicio, tiendas de conveniencia, mercados y demás similares elaboradas con polietileno de baja densidad, polietileno lineal, polietileno de alta densidad, polipropileno, polímero de plástico y cualquier otro de sus derivados”.

A su vez, el párrafo siete mandata que: “Quedan exentas de la restricción del párrafo anterior aquellas bolsas que hayan sido producidas incorporando un porcentaje mínimo de 30 por ciento de material reciclado y que la fabricación de dichas bolsas de plástico sea con materiales y procesos de tecnología que permitan su ágil degradación acorde a la norma NMX-E-267 o las que la sustituyan”.

Para justificar la reforma, los legisladores señalaron que a nivel mundial las bolsas plásticas son de los productos más contaminantes del medio ambiente, situación que siempre se pasa por alto, en virtud de que estas son símbolo de comodidad por los diversos usos que se les da, como lo es acarrear mandado o como recipiente de basura.

Además, estos artículos han invadido todos los rincones de la Tierra, tanto la calle como los parques públicos, las playas, los árboles y, peor aún, los ríos, lo que trae como consecuencia que se conviertan en un contaminante más para las aguas.

“Lo más grave es que las bolsas de plástico fabricadas fundamentalmente a partir del petróleo y gas, tienen una vida estimada en mil años”, indicaron.

Algunos países han intentado la disminución voluntaria del uso de bolsas por parte de los consumidores y comerciantes, pero el resultado ha sido totalmente negativo.

“Por esa razón está claro que se deben tomar otras medidas, como modificar las leyes respectivas para prohibir la distribución de dichos artículos por las tiendas comerciales”, refirieron.