La violencia, el fut y los medios

0
96
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Mauricio Zapata.-

Por mi afición al fut, he estado en muchos estadios del país. He presenciado clásicos muy pasionales como el Pumas vs América, o el nacional, Chivas-América.

Incluso he tenido la oportunidad de estar en varias finales, sobre todo viendo a mis Pumas. O en juegos de eliminatorias o Copa de Oro viendo a la Selección.

He visto de cerca a barristas tan bravos como los de “La Rebel” o “La Monumental”; a los “Ultra Tuzos” o a la mismísima “Adicción”. Cada uno con su toque especial.

Lamentablemente, muchas de esas barras tienen en algunos de sus integrantes a inadaptados sociales. A gente sin oficio ni beneficio; que ven en esos grupos un motivo para dejar escapar su lado violento. Y si traen encima algunas cervezas, se incrementa más.

Muchos de ellos son controlables. Pero esa pasión se desata cuando se enfrentan a sus máximos rivales.

Su bajo nivel de educación hace que esa pasión se convierta en violencia. Confunden irle a un equipo con la dignidad y el orgullo.

Soy aficionado al fut. Le voy a los Pumas; es mi equipo y desde niño me ha apasionado. Pero es futbol, no se nos juega la vida ni el honor, sólo es un deporte y ya. Ir al estadio, significa gritar, alentar, desgarrarse la garganta por tu equipo y mentarle la madre al árbitro o al rival en general, pero es un insulto sin destinatario personal. Es sólo un grito y ya.

Pero hay inadaptados que lo toman personal y terminan con actos violentos como el del domingo.

Pero ¿saben qué? Los medios hemos contribuido a eso.

Con tal de generar polémica y ganar algo de rating, lectores, auditorio o ahora, likes, hemos fomentado esa rivalidad entre aficionados a unos u otros equipos.

Y allá en Monterrey son especialistas en eso.

Hacen show en vez de periodismo. Dividen a una ciudad. Crean enconos y generan un exceso de pasión que termina por envolver a los aficionados en violencia y linchamiento.

Aquí mismo hemos visto esa “pasión” de algunos medios o reporteros con el clásico tamaulipeco. En donde desdeñan al rival; en donde muestran su afición a un equipo y si ganan ponen encabezados tales como “Ganó papá”; “Victoria manda” o cosas así que generan odio y revanchismo que luego se salen de la situación deportiva.

A nivel nacional es igual. Se da mucho con los aficionados al Cruz Azul, América, Guadalajara y Universidad. Y lo único que generamos es más violencia y odio.

Frases como “ódiame más”; “me pareció ver un lindo gatito”; o la burla hacia la sequía de campeonatos del Cruz Azul que los medios hacemos sólo provocamos que al final haya violencia.

Aquí en Victoria lo hemos visto cuando viene Tampico. Y a los victorenses cuando van allá.

Hemos visto a los medios hacer ver su color de piel perdiendo objetividad e imparcialidad. Peleándose, incluso, con los medios de allá, y promoviendo una rivalidad que se sale del campo de futbol.

Es momento que los medios dejemos el narcisismo, el show y la falsa identidad y hagamos nuestra labor: informar y orientar.

Dejemos a un lado la vanidad y la presunción y enseñemos a las nuevas generaciones a ser objetivos y dejar la pasión a un lado.

Lo sucedido el domingo en Monterrey no sólo es culpa de esos inadaptados sociales disfrazados de aficionados al futbol, mucho tienen que ver los medios de comunicación y ese afán de querer ganar una nota con base en una absurda polémica.

EN CINCO PALABRAS.- Pero nadie dice yo fui.

PUNTO FINAL.- “El país está en bancarrota, pero lo defenderé como un perro”: Un tal López.

Twitter: @Mauri_Zapata

Instagram: mauricio_zapata18

 

Comentarios