Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Illinois, Estados Unidos. – Un padre identificado como Boguslaw Matlak, de 28 años, metió a su hijo de tres años en una cajuela mencionando que se trataba de una “experimento social”, para saber cómo reaccionaban las personas que presenciaron los hechos.

Los sucesos fueron registrados en un video captado por cámaras de seguridad de un restaurante el 2 de septiembre, en donde al principio la madre del menor, Laura Quijano, explicó que todo lo que se encontraban realizando ya estaba planeado por su padre.

En la grabación se puede apreciar como el vehículo se encontraba en una plaza comercial ubicada en el suburbio de Norridge, cuando Matlak tomó en brazos al menor y lo introdujo en la cajuela del coche.

Las personas que presenciaron los hechos le llamaron a la policía, los cuales, a su llegada, escucharon como los padres de familia les decían que todo se trataba de un experimento para ver como reaccionaban las personas, agregando que pretendían “mostrarle a la gente lo que debería hacer cuando vean alguna mala acción: que actúen y se involucren”.

El padre de familia también comentó que su esposa se encontraba adentro de un auto, y que el respaldo del asiento se encontraba abierto, pero estas declaraciones no convencieron a los policías, por lo que lo arrestaron y acusaron de poner en peligro la vida del niño.

El pequeño, identificado como Leo, fue trasladado al Departamento de Niños y Familias de Illinois, en donde fue entregado a un pariente cercano, mientras los padres, aseguraron cumplir con los requisitos para que su hijo regrese a casa.

La abogada comentó que, si bien cometieron un error, no actuaron como delincuentes, y según Telemundo, cuando la cadena humana NBC 5 intervino en el caso, se les informó a los padres de Leo, que el niño regresaría con ellos.

Sin embargo, esto no detuvo el proceso de Matlak, quien tendrá que acudir de cualquier forma a la corte.