Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Jered Chinnock, era un joven de 29 años que había quedado paralizado desde hace cinco años, luego de sufrir un accidente que dañó su médula espinal, sin embargo, la Clínica Mayo publicó un video en donde muestra como unos electrodos fueron los responsables de que volviera a caminar 102 metros en un año.

Los cirujanos de la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota, Estados Unidos), utilizaron un electrodo unido a un estimulador, el cual fue colocado en el espacio peridural por debajo de la zona afectada.

El electrodo cuenta con una conexión inalámbrica con un mando externo, y cuando se activaba, el paciente podía caminar mientras era estimulado eléctricamente, sin embargo, cabe mencionar que cuando se detenía, volvía a perder la posibilidad de moverse.

“La columna vertebral puede volver a aprender a caminar independientemente”, comentó Susan Harkema, directora del centro médico de investigación. “Podemos entrenarla para que funcione nuevamente, a pesar de la lesión que la ha desconectado del cerebro”, añadió.

Además del caso de Jered, hay más personas que han vivido su misma experiencia. Una de ellas fue Kelly Thomas, quien comentó: “Nunca olvidaré el primer día en que pude caminar sola, fue un momento inolvidable de mi rehabilitación. Estaba caminando con la ayuda de un terapeuta y al minuto siguiente me lancé y continué por mi cuenta”, Kelly vive en su casa y camina gracias a un andador y al estimulador. “No es una solución rápida para la parálisis”, reconoció, pero “nada más me detendrá en la vida, porque hice posible algo que se creía imposible”, finalizó.

Con Información de: TN

Comentarios