Lo que la tecnología se llevó

0
11

Jaime Elio Quintero García.-

Ni los políticos, ni los sindicatos, ni nadie en el entorno próximo de los países en América, Europa y la Asia desarrollada están tomando en cuenta la gran crisis del empleo que se aproxima rápidamente. Los cambios en el sector laboral ya se están dando, el vertiginoso avance de la tecnología informática y de la robotización tiene un horizonte francamente difícil de contravenir, pero lo peor es que los gobiernos no hacen nada por crear los mecanismos administrativos necesarios para emparejar el mal con el remedio.

Hoy quiero, amigo lector, platicarle acerca de un buen libro que nos advierte de la gran crisis del empleo en el mundo entero, su título es SÁLVESE QUIEN PUEDA, del periodista y reportero argentino del Miami Herald, Andrés Hoppenheimer, ganador del premio Pullitzer en reconocimiento a su investigación y denuncia del escándalo Irán-Contras en Nicaragua, cuyo costo político lo pagó el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, además de otros premios y doctorados, como el Príncipe de Asturias en España.

Se trata de un libro premonitorio basado en un buen número de entrevistas documentadas, a las más famosas y acreditadas universidades e instituciones de investigación científica y de tecnología aplicada. De la sumatoria de libros que ha escrito este conocido periodista y conductor de la cadena de televisión norteamericana CNN en español, este que me propongo comentarle mi amigo lector, es el más aterrador y fundado en testimonios propios y declaraciones grabadas y publicadas en la página del autor, a los científicos de las universidades de Harvard, Yale, Oxford, Columbia y más.

La edición consta de 365 páginas, y está dividido en un prólogo, diez capítulos y un epílogo, en los que narra con lujo de detalles lo que le espera al mundo laboral y a la sociedad contemporánea en los próximos cinco, diez, 15 y 20 años del presente siglo, y por supuesto las diez áreas de los trabajos del futuro inmediato y mediato. En los capítulos de referencia explica lo que es ya el futuro de los periodistas, lo que será un mundo de desempleados, la extinción de empleos en restaurantes, supermercados y tiendas, las transformaciones de los bancos y la desaparición de casi la totalidad de los banqueros y sus empleados.

El futuro de los contadores, abogados y compañías de seguros, de los médicos y docentes, de los trabajadores de la manufactura y los transportistas, de los actores, músicos y deportistas. El vertiginoso avance mensual y anual de las tecnologías de datos, comunicación fonética, visual y escrita es tan rápido que no da tiempo a los políticos y administradores públicos, organizaciones sindicales y a las estructuras de poder público, académico, científicas y económicas, a planear la formación de empleos sustitutivos que equilibren el fenómeno de la automatización.

Mire usted amigo lector, este libro busca en el fondo y en la forma de presentar los escenarios, contribuir a formar conciencia sobre lo convulso de los tiempos inmediatos, que plantea ya el desempleo tecnológico. En opinión de los investigadores de la Universidad de Oxford, de la Oxford Martin School, quienes en 2013 publicaron un estudio que provocó escalofríos y alarma mundial. El pronóstico del estudio prevé que en los próximos 15 años desaparecerá el 47 por ciento del total de los empleos actuales en 702 de las ramas del trabajo.

La revolución de la robótica y la inteligencia artificial son una realidad presente, y seguramente eliminará decenas de millones de trabajos de todo tipo, lo peor es que será al mismo tiempo e inaplazablemente. Una de las diferencias entre la automatización de labores manuales y la inteligencia artificial es que la primera es un software para sustituir mano de obra en labores rutinarias y sistematizables (las de mayor empleo), y la otra es el desarrollo de computadoras, drones y robots capaces de comunicarse entre sí, y de aprender autocorrigiéndose.

Es difícil, en tan breve espacio, describir y platicarle, amigo lector, lo interesante de este libro que hoy le platico. Por tanto, le aconsejo que lo lea en la página del autor, si no tiene manera de ir a una librería; no podemos dejar de enterarnos de lo que en breve será la vida social, económica, política y cultural manejada desde un aparato celular y por robots inteligentes.

Por tanto, déjeme y le platico de lo que serán algunos de los diez empleos mejor pagados y únicos a salvo que restarán después de esta revolución tecnológica que vivimos ya, y que sin excepción nos llevará a un mundo de desempleo pleno en el que todas las tareas humanas podrían ser sustituidas por alegorismos robotizados e inteligentes, la industria, la agricultura, la minería, y el transporte serán, en opinión de los científicos entrevistados, sus primeras presas.

Con el aumento de la expectativa de vida y el envejecimiento de la población mundial, los empleos que sobrevivirán a la revolución de la automatización serán, en materia de salud: los consejeros médicos que interpretarán los diagnósticos hechos por las máquinas computadoras, las enfermeras, los psicólogos, los nutricionistas, masajistas y preparadores físicos. Es decir, los trabajos relacionados con la gente de edad avanzada.

Los nuevos empleos serán los expertos en medicina robotizada, que se encargarán de manejar los robots cirujanos en los hospitales; los expertos en ingeniería médica, responsables de la impresión de piel en 3D para cirugías reconstructivas; y los farmacéuticos expertos en robótica, que fabricarán los medicamentos personalizados basados en la genética personal. Además, y muy importante, las personas preparadas para proporcionar empatía calidez y compresión a las personas de 65 años y más, cosa que las máquinas tardarán mucho tiempo en desarrollar (esperemos).

Este es un breve ejemplo de los contenidos del libro en comento, espero amigo lector, sirva para despertar la curiosidad e interés de usted, que seguramente le tocará vivir las muy próximas épocas de inicio y mediados del presente siglo.

GRACIAS POR SU TIEMPO.

 

 

Comentarios