Una realidad peligrosa

0
16
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Bruno del Río Cruz.-

Grave la afirmación del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que en su evaluación de 2018 señala que más de la mitad de los ocupados carecen de acceso a la seguridad social, que la mayoría gana menos de dos salarios mínimos y que cuatro de cada diez personas no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso laboral, hacen de la precariedad la principal característica del mercado laboral mexicano y se acentúa más entre los grupos indígenas, discapacitados, jóvenes, trabajadores agropecuarios y del servicio doméstico remunerado.

Preocupante la amplia brecha social en que vivimos y que es un verdadero reto para la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador.  Ojalá entendamos esta peligrosa situación, que unida a las limitaciones del nuevo Tratado, requerirá trabajar unidos por una nueva época para México, dejando nuestras naturales diferencias.

 

SERES HUMANOS QUE TRASCENDERÁN

Tres científicos que desarrollaron los láser ópticos que allanaron el camino para los instrumentos de precisión que se utilizan en la cirugía correctiva de ojos, ganaron el Premio Nobel de Física, entre ellos la primera mujer en 55 años: una canadiense, un estadounidense y un francés.

El estadounidense Arthur Ashkin de 96 años, se llevó la mitad del premio, mientras que el francés Gérard Mourou, de 74 años y la canadiense Donna Strickland, compartirán la otra mitad, precisó en Estocolmo el jurado del prestigioso galardón.

Ashkin, el laureado de mayor edad de los Nobel en todas las categorías, fue premiado por desarrollar la “Pinza Óptica”, instrumento que permite manipular organismos extremadamente pequeños, como células o bacterias. En 1987 logró atrapar bacterias vivas sin dañarlas y conservándolas en un ambiente estéril.

Mourou, egresado de École Polytechnque, prestigiosa Facultad de Ingeniería francesa, y su alumna Donna, fueron galardonados juntos por desarrollar la técnica de la amplificación de los láser que generan impulsos ultracortos y de gran potencia.

Además de su contribución para el estudio del vacío o los agujeros negros, los trabajos de los dos científicos permitieron operar a millones de personas que sufrían miopía o cataratas.

Extraordinarios seres humanos que nos reivindican de nuestro género, pues son arena en el desierto que cubre la tierra de violencia, atropellos, discriminaciones, que llenan de miedo y terror a la humanidad.

Ojalá que estas semillas de ciencia fructifiquen en las conciencias de millones de jóvenes que tienen oportunidad de prepararse para un futuro incierto.

GRANDES VALORES DEL TRATADO DE QUE NO SE HABLA.

El tan famoso que fue en vida el Tratado de Libre Comercio de América del Norte solo se le ha mencionado en esta renovación que ordenó Trump, por el aspecto laboral, de industria automotriz, de asuntos agropecuarios y muchos otros, pero no se han mencionado temas que por no estar en pesos y centavos no se les ha dado la importancia que merecen.

Por ejemplo, dentro del acuerdo de Estados Unidos-México-Canadá (USMCA) por sus siglas en inglés, el apartado ambiental plantea fortalecer la aplicación de la legislación en la materia y las obligaciones adquiridas en tratados multilaterales. Se mantiene la cooperación regional por conducto de la Comisión para la Cooperación Ambiental (TTA) de América del Norte, vigente desde hace 24 años.

Sin mencionar el cambio climático, se plantea la promoción de temas de interés para México, como el uso sostenible de la diversidad biológica, el combate al tráfico de especies de flora y fauna y la calidad del aire, de acuerdo con el documento “resultados de la modernización del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá”.

En el acuerdo se incorporan disposiciones para garantizar la aplicación de la legislación ambiental entre los tres países respecto a la producción, consumo y comercio de sustancias que agotan la capa de ozono, así como la contaminación marina por los buques. Destaca que “por primera vez” en un acuerdo comercial se incluye el compromiso de prevenir y reducir la basura marina, así como promover la gestión forestal sostenible, evitar la caza de ballenas con fines comerciales y tipificar como delito grave el tráfico internacional de especies silvestres protegidas.

También plantea que para solventar la participación pública y la transparencia habrá un mecanismo formal de peticiones relativas a la aplicación de la legislación ambiental en cada país y se incorpora la posibilidad de instancias como los Comités Asesores Nacionales.

A través de la CCA continuará el trabajo para la protección de especies prioritarias, como la mariposa monarca y la elaboración del registro de emisiones y transferencia de contaminantes de México, que comenzó en 2006.

El documento considera que al mismo tiempo que se promueve el comercio y la inversión con nuestros dos socios comerciales, México mantendrá altos niveles de protección ambiental y de especies.

Como usted puede ver, inteligente lector, estos renglones nunca los mencionó el señor Trump, pues no son los valores que le han interesado, como el poder económico, y son más importantes que aquel.

Comentarios