Llevan a juicio a Sara Netanyahu

0
21
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

JERUSALÉN, Israel, octubre 7 (Notimex)

Sara Netanyahu, esposa del primer ministro de Israel, compareció este domingo ante el tribunal para la primera audiencia en un juicio por fraude en su contra, vinculada al uso de fondos estatales para la compra de comida destinada a reuniones privadas.

De acuerdo con la acusación, Sara Netanyahu, junto con un empleado del Gobierno, obtuvo de forma fraudulenta del Estado más de cien mil dólares para la compra de cientos de comidas suministradas por restaurantes, evitando las regulaciones que prohíben la práctica si un cocinero trabaja en su hogar.

La mujer del jefe de Gobierno israelí, Benjamin Netanyahu, se presentó a la Corte, visiblemente tensa, angustiada y sin responder los comentarios a los reporteros que se encontraban en la pequeña sala del tribunal, se sentó en el banquillo de los acusados custodiada por sus abogados.

“¿Podemos pedirles que alejen las cámaras?”, preguntó Sara al fiscal, quien respondió: “Usted está acostumbrada”. “No así,” acotó la mujer, según un reporte del sitio Ynetnews y la edición electrónica del Ha’aretz Daily.

Al iniciar el procedimiento, Yossi Cohen, el principal abogado del equipo de defensa de Sara Netanyahu, solicitó un retraso en las audiencias completas debido a lo que él llamó “desorden” en los materiales entregados a la defensa. Por la fiscalía estatal.

“Había materiales que faltaban en los archivos que nos fueron entregados. Había archivos que estaban destinados a ser adjuntados a la acusación principal. No los recibimos y no hemos podido prepararnos adecuadamente”, dijo Cohen al juez Avital Chen.

El representante de la fiscalía, Jenny Avni, sostuvo que todos los archivos necesarios fueron entregados a la defensa, dando a entender que la solicitud era “una táctica de demora”.

El juicio originalmente estaba programado para comenzar en julio, pero fue pospuesto hasta después de las vacaciones de verano del tribunal debido a un enfrentamiento con otro caso en el que Cohen estaba trabajando.

Por lo tanto, Cohen programó una nueva audiencia previa al juicio, a puerta cerrada y sin la asistencia de Netanyahu para el 13 de noviembre, cuando, dijo, se alcanzaría un acuerdo sobre los materiales y se tendrán los testimonios de los testigos.

“Están tratando de convertir este caso menor de cuscús y comidas preparadas en un elaborado drama de la corte cuando simplemente no lo es”, dijo Cohen.

La esposa del jefe de Gobierno israelí es acusada de fraude y abuso de confianza y de recibo fraudulento agravado de bienes, por lo que de ser declarada culpable podría enfrentar una pena de hasta cinco años de prisión.

Los abogados de Netanyahu sostienen que la acusación no tiene fundamentos, ya que las regulaciones para ordenar comidas eran legalmente inválidas y un empleado de la casa había pedido la comida a pesar de las protestas de Netanyahu.

El Primer Ministro, quien está involucrado en investigaciones de corrupción, ha calificado las acusaciones contra su esposa de “absurdas e infundadas”.

 

Comentarios