Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Un hombre de 58 años fue esclavizado por más de 40 años en un cobertizo de apenas dos metros cuadrados en la ciudad de Carlisle, Inglaterra.

Gracias a un operativo policiaco, la víctima fue liberada el pasado miércoles 3 de octubre, luego de haber sido obligado a realizar trabajos sin ningún tipo de pago, y vivir con una manta sucia, un televisor, una silla de jardín, una pequeña alfombra y un calentador eléctrico descompuesto.

Cuando lo encontraron, después de que la ONG británica Gangmasters and Labour Abuse Authority (GLAA, por sus siglas en inglés) recibiera una llamada anónima, el cuarto estaba casi congelado.

Hasta el momento las autoridades han detenido a un adulto mayor de 79 años que vivía en la casa y han abierto una investigación al respecto.

Con Información de: SDPnoticias 

Comentarios