La esperanza y los chipotes

0
72

Eleazar Ávila.-

Y desde la CDMX la expectativa es igual que en todas partes. Enorme, como para ponerse a pensar, si realmente en todos los sitios del país se van a cumplir las promesas, cuando ya faltan siete semanas para que inicie el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De todo el período de trabajo de la izquierda en la Ciudad de México la que mejor se recuerda, por lo que se refiere a los programas de asistencia social, en especial para adultos mayores y jóvenes fue con el futuro presidente de México.

Igual en el caso del desarrollo en infraestructura, los segundos pisos, el Paseo de la Reforma y el Centro Histórico son logros que aquí la sociedad tiene bien tatuada por encima de los que siguientes jefes de gobierno y anteriores.

Qué va a pasar con la señora Claudia Sheinbaum Pardo, nueva Jefa de Gobierno, no lo sabemos, pero se entiende, y así le ven muchos, que al existir absoluto control de todos las posiciones, Congreso y Poder Ejecutivo, a la capital de todos los mexicanos le debería ir mucho mejor ya sin los antagonismos con el poder central.

Y es que si usted es de los que recorre estas calles de Dios, observará como la cultura paternalista de los gobiernos bajo el manto del PRD convirtieron a muchas zonas en un verdadero muladar.

Avenidas sin señalización, como Insurgentes (el mejor y peor ejemplo), y ejes viales maltrechos, eso sí, con gran espacio para los negocios, pues nadie que haya estado en una posición como “gobernador de la ciudad”, ha terminado mal.

Los más recientes Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard tienen “millones de acusaciones” y ya los ve usted tan orondos. Protegidos del sistema que dice va contra la corrupción, así que tómelo con calma, que protegidos están uno en el Senado y el otro en la Secretaría de Relaciones Exteriores al primer día de diciembre.

Sin duda doña Claudia Sheinbaum, quien se encuentra por estos días en España y Francia buscando nuevos proyectos para la CDMX, tiene un tigre que no está domado y que va a exigir de entrada se mantengan las prebendas clientelares.

Basta recorrer la zona de turismo, como para ver como la acechanza de vendedores ambulantes siempre es de alerta, en tanto que el problema superior que padecen los capitalinos es la falta de seguridad.

Si antes los problemas superiores eran del fuero común y crimen organizado, hoy todo se ha potenciado, con el acoso del narcotráfico. Ese poder enorme que negaron Marcelo y Miguel Ángel y que podría comerse en pedazos las aspiraciones del nuevo gobierno.

Recordemos que conforme avancen los meses y los años la Jefa de Gobierno será parte de los finalistas a dirigir el país en 2024. Y no es futurismo, es condición humana, que en su caso dependerá del trabajo que realice.

Pero esa será otra historia, que quien de plano se anticipó al ruedo es Manuel Velazco, el Gober-Senador, que dice que si el pueblo se lo pide estaría listo. “Soy un hombre de visión amplia, que se propone muchos retos y que los termina cumpliendo”.

Al tiempo…

8 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @eldebateequis

 

Comentarios