‘Pelearon’ por su voz

0
86

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 8 (Notimex)

La segunda fecha de audiciones de “La Voz… México” celebrada la víspera fue una noche de sueños frustrados, de batallas “a muerte” entre los coaches por arrebatarse los aspirantes con mejores voces y en la que sacaron a relucir una serie de artimañas que dieron sabor al programa.

Por primera vez en las ediciones de este reality, destacó la participación de un cuarteto de nombre BAE, conformado por adolescentes que aspiran a sobresalir en el mundo del espectáculo. Por otra parte, la descalificación fue inmediata para dos adolescentes de apenas 15 años.

Tampoco lograron ingresar a la preselección la pareja formada por Teresa Rojas, maestra de solfeo y Ramón Nieblas, ambos integrantes del Dueto Terra. Sin embargo dos mexicanas, una nacida Tampico y la otra de Cancún, así como una española “se robaron la noche”.

Con “Amazing grace”, Carmen Goett, una cantante de 19 años sin estudios y con una voz operística, logró voltear una a una las sillas de todos los coaches; la afortunada fue la española Natalia Jiménez, quien estuvo a punto de comerse a besos a la participante tras ser resultar favorecida.

Todos los coaches voltearon al escuchar el enorme talento vocal de Nacho Pérez, aguascalentense de 29 años, al interpretar “Call out my name”; Maluma fue el último en rotar su silla, el contendiente decidió depositar su confianza en el sudamericano.

Sin embargo el clímax de la noche lo provocó la actuación de Cristina Ramos, española de 40 años, además de mostrar la versatilidad de su voz, la europea ofreció tal espectáculo que generó caos entre los coaches, pues todos estuvieron dispuestos a lo que fuera con tal de tener esa voz.

Comentarios