Codhet: ¿De qué lado está la señora presidenta?

0
75

Diego López Bernal.-

Cuando parecía que los actores políticos, esos que suelen ser protagónicos del Gran Foro Grillero, habían desaparecido del mapa, nunca falta alguno (a) que levanta la mano para decir: “No contaban con mi astucia”.

Ahhhh… Pero qué bonito es intentar lidiar con los medios de comunicación para algunos que ya le comienzan a tomar sabor a la popularidad grillesca, como la Presidenta de la Codhet.

En medio de la polémica nacional de a quién defienden los titulares de estos organismos que, en esencia, debería velar por los derechos humanos de quienes interponen denuncias, OLIVIA LEMUS da una declaración para degustar desde nuestra cómoda butaca.

El tema es básico: ¿Por qué hay tantas quejas en contra de las autoridades educativas? Los principales motivos también son básicos: 1) Cuotas escolares; 2) Maltrato hacia el alumno, o, incluso, 3) Hacia los  padres de familia, claro, por parte del profesor.

Pero la respuesta dejó perplejo a más de uno, incluido este humilde espectador. “(…) Si los padres de familia estamos haciendo lo propio, difícilmente se puede presentar una situación en materia de derechos humanos en algún centro educativo”.

¿Esto equivale tanto a… “papá, mamá, no te quejas, primero educa a tus hijos en tu casa y luego te quejas de los maestros”? (Es simple curiosidad de un padre de familia que apenas reanuda la etapa de relación con los planteles educativos.)

“(…) Con la educación de los niños en casa, también podemos ayudar a reducir estas circunstancias en las escuelas”. Ahí está, por si faltaba algo o pensaban que imaginamos palabras de la señora presidenta de la Codhet.

Afortunadamente para los incomprendidos padres (incomprendidos por parte de OLIVIA LEMUS), las nuevas tecnologías de la información permiten conocer en tiempo real abiertas y claras violaciones a los derechos humanos.

Y es que en las redes sociales pululan (un momentito, voy al diccionario) toda clase de acciones graves, crueles, que ofenden a la humanidad, provocada por maestros que no deberían de estar en un salón frente a grupo. Ufff…

¡Cómo no ponerse a la defensiva frente a quien debería de ser defensora de los derechos humanos de todos los tamaulipecos! Imposible. En fin, apenas le va tomando saborcito al puesto; en descargo, démosle el beneficio de la duda.

“Oiga –interrumpe un indignado espectador– de eso ya estamos hasta el copete, como que ya es tiempo de exigir, no de seguir siendo tan confianzudos, ¿no cree?” Pues mire, por andar de creídos no suele irnos nada bien.

Coincidimos en que los tiempos que vive el país ya no son para andar obsequiando beneficios de la duda; por el contrario, en la medida que la sociedad exija se lograrán cambios verdaderos, profundos, de esos que dicta el sentido común ya le urgen a todos los mexicanos.

 

ACTIVIDAD PARANORMAL

Una serie de eventos inexplicables se llevan a cabo en los sótanos de una buena parte de edificios públicos y algunos no tan públicos. Se mueven en silencio, solo susurros se alcanzan a escuchar cuando agudizas el oído. Son “Los Otros”, los que en su terrenal vida de opositores tanto reclamaron y ya pasaron a mejor vida, literalmente hablando… No se confíe, amenazan con sacar sustos al por mayor si se descuida un poco. Atentos.

 

Tomatazos y sombrerazos en:  [email protected]

Comentarios