Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

La organización detalló que esta forma de extorsión se da gracias a los datos que se comparten, a través de redes sociales, de mascotas extraviadas.

La dinámica es obtener los nombres y teléfonos de las posibles víctimas para llamarles y asegurarles que la mascota se encuentra en su poder pero que tienen el inconveniente de no encontrarse en la ciudad, por lo que solicitan el depósito de alguna cantidad para poder regresar inmediatamente a devolver al animal.

El Consejo refirió que el monto de este tipo de extorsiones es en promedio de 10 mil pesos dependiendo del supuesto medio de transporte a utilizar y de si se requieren algunos implementos para el posible traslado.

El organismo señaló que a través de las denuncias se ha podido establecer un total de 14 números telefónicos desde los que se realizan las extorsiones y al menos cinco cuentas bancarias en las que se obtienen los depósitos.

Con Información de: Joaquín López Dóriga 

Comentarios