¿Qué tan lento será el cambio?

0
32

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Podría ser, como en múltiples ocasiones lo he expresado, que el dichoso y cacaraqueado cambio que preconizan AMLO y la mayoría de los actores políticos (que nada tienen que ver con el PRI, hoy en grave peligro de extinción), ya no logre verlo nuestra generación, cuyos hijos fluctúan entre los 20 y 40 años.

Esto es para quienes afirman que el cambio se dará en sólo unos cuantos años, cuando lo real es que podría estar arrojando resultados reales y formidables hasta en un par de décadas.

La rueda que gira en torno al cambio es extremadamente grande y lenta en su paso.

Es, en este sentido, una tremenda irresponsabilidad que los protagonistas del nuevo poder federal (Ejecutivo y Legislativo) alardeen que México tendrá en este sexenio un cambio radical.

Por lo tanto eso es completamente falso. Como la mayor parte de los planes fallidos proyectados con bombos y platillos en los últimos doce años de impunidad que gozan Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

No obstante, el mérito de los morenistas, incluyendo panistas, independientes y organizaciones ciudadanas que han impulsado la transformación del país, es haber iniciado este movimiento de cambio, sin el que entonces se hubiese contemplado siquiera en cien años que la corrupción, la violencia y la pobreza se combatirían.

 

UN DESCONTROL DE 25 AÑOS

Para decir lo anterior me atengo a las cifras aterradoras y desmoralizadoras de la corrupción, delincuencia, crimen e impunidad que se han instalado en todo el país, y cuyos autores son tan poderosos que en la mayor parte de los casos parecen seres sobrenaturales por su capacidad para no ser detenidos y castigados.

Se trata de individuos que participan de siempre en la delincuencia organizada, pero también, como bien lo sabemos, en la actividad política, amarrando pactos clandestinos para salirse con la suya.

Estos grupos vienen operando desde hace varias décadas, por lo tanto poseen un poder político y económico inmenso a los que cualquier autoridad no podrían suprimir en apenas unos años.

A nivel Tamaulipas, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, está librando desde el inicio de su administración un combate inédito contra la corrupción y la delincuencia.

No obstante, otra de sus grandes batallas ha sido la falta de apoyo desde la Federación y la ausencia de respuesta cabal del propio presidente Enrique Peña Nieto, atrincherado este en un sistema tan podrido que ha causado una enorme sensación derrotista entre los mexicanos.

Es Tamaulipas, como todo México, una entidad donde se han acumulado cientos o quizá miles de hechos punibles que, según los bien informados, tienen su origen real desde 1993, precisamente en la administración de Manuel Cavazos Lerma.

Un cuarto de siglo que será una tarea titánica sepultarlo y darle forma al caos que dejaron tantos años.

Sin embargo, la buena noticia es que esa tradición de impunidad fuera de control dejó de ser ratificada por los nuevos poderes estatales de Tamaulipas, evidenciándose que la fuerza del mal ha ido menguando desde los niveles que se decían “políticos”, a fin de iniciar en la entidad una era democrática.

 

SET APOYA A “UNIDOS POR REYNOSA”

Y a propósito de un sector público que también forma parte de ese cambio, la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) que encabeza el doctor Héctor Escobar Salazar obtuvo buenos resultados de su participación en las actividades del Plan Integral “Unidos por Reynosa”. Un proyecto impulsado por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, cuyo propósito es contribuir a la reconstrucción del tejido social.

Fue en Reynosa donde la SET realizó importantes Jornadas Educativas en diferentes escuelas de nivel básico de ese municipio. En ese contexto, alumnos, directivos, docentes y padres de familia participaron en foros donde se dieron a conocer los beneficios de los distintos programas de la dependencia, relativos al Programa Seguro Escolar que tiene por objetivo evitar el bullying y el acoso escolar, así como la impartición de talleres de protección civil y primeros auxilios.

En esas jornadas se entregaron además protocolos de atención a efecto de promover espacios de convivencia escolar, fomentar el respeto, los valores y la armonía entre los alumnos. Sin duda que estas actividades desarrolladas por la SET constituyen una aportación de gran importancia para la reconstrucción del tejido social y recuperan al mismo tiempo la cultura de civilidad que de pronto pareció haberse extraviado.

¡Feliz miércoles!

[email protected], @columnaorbe, columnaorbe.wordpress.com

 

Comentarios