Inseguridad y Elba Esther, dos papas calientes

0
44
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

El discurso del virtual gobierno de la república, mantiene muy elevadas las expectativas de soluciones sociales en el país. Incluso en regiones como la del norte, donde tradicionalmente, la cosa era más tranquila, actualmente todos los sectores de la población lucen muy sensibles, en relación a sus demandas. Y a la defensa de sus intereses.

En Tamaulipas, ciudades como Reynosa, podrían seguir dando de que hablar, en materia de manifestaciones y protestas, sobre todo, si se combinan temas duros como el de la inseguridad, con estrategias desde arriba de la barda, como lo que hizo la alcaldesa Maki Ortíz, que en fecha reciente, en el tema del secretario Escobar, solo se hizo a un lado para que pasara el golpe.

Siguiendo con los escenarios tamaulipecos, habrá que ver, a partir de diciembre, cuál es el comportamiento de Morena y el PAN, de cara al 2019, pues seguramente ninguno de los dos va a querer quedar como el incapaz o el mentiroso, en caso de que la población no vea suficientemente claro.

Esta lucha por ver quien tiene la razón o la confianza de la gente, más que en los medios tradicionales como la prensa, la radio o la tv, se manifestará de lleno en las redes sociales.

El tema clave sobre el que seguramente habrá un severo castigo electoral, será, en primer lugar el de la inseguridad pública. Pero también estarán sobre la balanza, percepciones ciudadanas relacionadas con la educación, la salud o el desempleo, entre otros puntos sensibles.

Otro asunto, extremadamente inflamable que ya está a punto de explotar en las entidades federativas, es el del regreso político de Elba Esther Gordillo Morales, al liderazgo del magisterio en el país.

Se habla de que, el retorno triunfal de la célebre maestra, es ya un hecho. Las repercusiones que esto pudiese tener en los estados, serán muy interesantes. Seguramente la opinión de las bases magisteriales, se va a dividir: habrá aquellos maestros o maestras que solo reorientarán sus rodilleras, para alabar a la Gordillo. Pero el tema Elbista, me parece que trasciende al magisterio y acabará por afectar la confianza de una ciudadanía que sí creyó en el cambio.

Entonces, como les anunciamos en la cabeza de esta colaboración, las papas calientes que trae consigo el reacomodo de fuerzas políticas en el país, son varias. Pero las más incómodas, son dos: la inseguridad y el conflicto que se puede derivar de empoderar a la profesora Gordillo, ante una Coordinadora Nacional, muy crecida.

Lo más probable es que ante la imposibilidad de juntar a los dos gemelos de la discordia: SNTE y CNTE, AMLO opte por que ambos conserven sus cotos de poder.

 

OSEGUERA, PINTA FUERTE PARA SERVIR A TAMAULIPAS

Estuvimos en el sur el día en que Adrián Oseguera Kernión asumió el mando municipal. Y debo decirles que, la llegada de este inquieto empresario de la izquierda tamaulipeca, al mando municipal maderense, merece un análisis aparte, le explicaré porqué:

Uno.—Las trabas que le pusieron los panistas, no eran de mentiritas y tenían toda la intención de sacarlo de la jugada. Con todo el power, no lo lograron, y al contrario, lo fortalecieron, con los resultados que ya todos conocemos.

Dos.—El triunfo de Andrés Manuel López Obrador en Tamaulipas, es obvio que fue parte de una copiosa votación estatal, pero..¿saben ustedes cuál fue el mitin que catapultó la intención del voto para AMLO en nuestro estado?

Ese acto multitudinario, indudablemente el mejor que le organizaron a Obrador en Tamaulipas, fue el de la playa Miramar, donde se tuvo una asistencia récord de más de 13 mil personas. Para efectos de percepción ciudadana, dicho evento, fue el que le dio el tiro de gracia a la aspiración de Ricardo Anaya en nuestro estado.

Tres.—El día en que Oseguera rindió protesta como alcalde electo de Madero, logró reunir a los principales liderazgos del obradorismo en la entidad. El alcalde Mario López, Américo, el JR, personalidades como Alejandro Rojas Díaz Durán,  el brazo derecho del líder del senado Ricardo Monreal, así como el diputado Renato Molina, estuvieron en la ceremonia, y posteriormente en una breve y austera cena, donde se palpó la unidad del morenismo tamaulipeco.

Cuatro.—Se sabe que, Adrián cuenta con el gran afecto del próximo Presidente de la república, y que esto se traducirá, sin duda, en una poderosa capacidad de gestión municipal, tanto en el terreno de la inversión y los servicios públicos, como en el rubro de la participación empresarial, a gran escala.

En función de lo que hasta ahora se ha visto, en el nuevo liderazgo político maderense, creemos que Adrián es un alcalde que, ya desde ahora pinta fuerte, para servir a Tamaulipas.

Comentarios