Los ingratos

0
31

“Los INGRATOS pueden definirse como aquellas personas que no corresponden a un favor y que en muchas de las ocasiones lo pagan con una traición…”

Gerardo Francisco Campos.-

 

Uno de esos nublados días del Santo Señor…..

Hacía mis ejercicios de trote en la remozada avenida del 17….

Cuando al llegar a ese portento de espectáculo natural, que lo es EL PASEO MÉNDEZ…..

Mismo, que ha quedado inmortalizado, en las fotografías que se exhiben en la antigua casa de LOS RESÉNDEZ…..

Al llegar al verde PASEO, me topo con un anciano encorvado, sucio y mal vestido, que al pasar a su lado me increpa…. “Ya no conoces CABRÓN….”

Sorprendido por el insulto en tono amistoso, volteo hacia el venerable y le digo: “Disculpe, quién es Usted….?

No me da su nombre, pero me dice haber estudiado la primaria en la Escuela Victoria, en donde fuimos compañeros, además me da el nombre de las maestras que tuvimos, a quienes todos los días del MAESTRO le llevabas un pastel de chocolate hecho por tu señora madre…..

Ante tal evidencia, quedé desarmado y a la vez confundido, pues por más que trataba de ubicarlo, por más que estudiaba y analizaba su rostro a través de sus profundas arrugas, tratando de regresarlo en el tiempo a su lejana niñez, nomás no daba….

Con mucha pena….Volví a preguntarle…..

-Perdona mi mala memoria, pero dime QUIÉN ERES…..

-Te voy a decir QUIÉN SOY, pero antes tienes que oír mi historia… Por todo lo que he pasado, más malo que bueno….. Porque sé que escribes, MAL, pero al fin escribes…..

Debo decir que su cruel sinceridad me molestó, pero ya me había interesado la platica del vejete….

Sobre todo, por ser un antiguo compañero y verlo tan deteriorado….

Rengueando y como pudo, se dirigió a la concha acústica, Yo lo seguí intrigado….

Batallando, logró sentarse en una fría banca de cemento… Yo hice lo propio…

Empezó su relato….

Mira CAMPOS, terminé mis estudios en la antigua Escuela Industrial, hoy ITACE, a cargo de ese duro maestro casi Hitleriano, que era ARTURO LERMA ANAYA….

Me especialicé en soldadura autógena, puse mi tallercito, me iba bastante bien, pues me sobraba la chamba y el dinero….

Pero cierto día, me encontré con un compañero de Tampico, que me invitó a pasar unos días y a asociarme en un taller de hojalatería que tenía….

Yo, aventurero como siempre había sido, acepté la invitación….

No nos iba mal, pero debo de reconocer que me iba mejor en mi tallercito y sin tanta presión…

Pero donde, me presenta a una prima que francamente me dejó totalmente trastornado….

Yo no tenía maldita experiencia en novias ni mujeres….Y pos me clave…..

Nos casamos y tuvimos dos hijos…La parejita….

Empecé a tener más gastos, mi esposa me exigía demasiado….Que los niños en colegios particulares y que una casa más amplia y cerca de la playa…En fin….

A los 14 años de casado, mi esposa me abandonó…Se fue de aventura con un marinero japonés, dejándome solo con mis hijos, ya casi unos jóvenes…..

A partir de ese entonces, me consagré en cuerpo y alma a mis hijos, para olvidarme de la ingrata……

Trabajaba día y noche para sacarlos adelante en sus estudios, que eran carreras profesionales muy costosas….

Cada seis meses, hacía un ahorrito y me los llevaba de paseo a Veracruz, hubo ocasiones que hasta a CANCÚN los llevé, no me medía con tal de tenerlos contentos y felices….

Mi hijo acabó la carrera de ingeniero petrolero….

Y mi hija estudió medicina especializándose en neumología…..

Como hacía sus prácticas en el hospital 20 de Noviembre y vivía en la Colonia Portales, le compré una motoneta para que se desplazara…..

Fueron muchos años de duro trabajo y de enormes sacrificios…..

Hubo ocasiones en que por mandarle dinero a mi hijo, que hacía su especialidad en el extranjero….Me quedaba sin comer….

Pasó el tiempo muy rápido y fui perdiendo vista y facultades…..

Mi primo, me despidió aduciendo que ya no había trabajo y ni un quinto me dio de liquidación…..

Afortunadamente, se compadeció y me permitió vivir unos meses en el taller, lugar donde pasé tremendos fríos y los piquetes de los zancudos, que parecían águilas, me provocaron algunas enfermedades…..

Mis hijos se casaron… Marido y mujer influyeron en sus vidas…..

Les va muy bien a los dos…..

Los dos viven en casa propia bastante amplia, con aire acondicionado, calefacción y muy buenos muebles….Uno de ellos hasta alberca con olas tiene….

Ambos tienen vehículos último modelo, así como sus respectivas parejas…..

Nunca me han invitado a comer a sus casas, pues al parecer, sus parejas se avergüenzan del viejo inútil….

Las navidades y los años nuevos los paso solo, en ocasiones sin un taco para cenar…..

Cuando me atrevo a hablarles, para suplicarles algún apoyo económico para medicinas o para comer…..

Cuando llegan a contestarme, que es muy rara vez….Dicen estar muy gastados por las colegiaturas de sus niños y me dan los pretextos mas tontos para negarme la ayuda….

Para ese entonces de su penoso relato, los cansados ojos de mi compañero, estaban arrasados por las lágrimas y hablaba entrecortado por la emoción y por la tristeza….

No CAMPOS, los hijos son muy INGRATOS, no saben agradecer, me repetía una y otra vez…

Ya no le dije nada….

Ni siquiera le pregunté su NOMBRE…..

Le puse una mano sobre su hombro…

Saqué de mi SOBETEADA cartera varios billetes y se los introduje en la bolsa de la vieja y sudada camisola….

Y me dije a mí mismo…

No cabe duda…

Qué cruel es el DESTINO con los BUENOS….

Y me retiré entre tristón y reflexivo…

 

CONSUMATUM EST…

 

 

 

Comentarios