Cartas políticas

0
20

Melitón Guevara Castillo.-

Pedro Alonso Pérez es, hoy en un día, un académico de la historia y como tal hace investigación en ese rubro. Fue maestro normalista, activista político –de izquierda-, candidato a Presidente Municipal de Victoria, diputado local. Y hoy esta de lleno en la investigación histórica: presento, el jueves pasado, su más reciente libro: “Cartas para la historia. La correspondencia Marte R. Gómez/Emilio Portes Gil”, cubriendo el periodo 1925-1948.

A Pedro lo conocí de cuando fue estudiante de la Normal. Ya desde entones mostraba su vena como activista y como narrador de la historia. Uno de sus textos, “Primavera Magisterial” es un indicio de su capacidad para escribir, para investigar y narrar. Por eso, ahora, ya como uno de los historiadores tamaulipecos, cada vez que presenta un libro, es una novedad relevante, porque su testimonio es parte vital para entender el presente político.

 

EMILIO PORTES GIL Y MARTE R. GÓMEZ

Sin la menor duda ambos personajes son parte relevante en la historia tamaulipeca; fueron artífices, constructores, de la vida política de la entidad y cada uno alcanzo grandeza en su vida política. Emilio Portes Gil fue hasta Presidente de la República y fue, en Tamaulipas, el detentador de un cacicazgo que impuso gobernadores, senadores, diputados y alcaldes. Portes Gil, sin duda, ha sido uno de los tamaulipecos más brillantes.

El caso de Marte R. Gómez no se queda atrás. Fue egresado de Chapingo, Secretario de Agricultura y Gobernador de Tamaulipas. Y es, además, un caso aún más especial, pues tenía la costumbre de escribir como de ser mecenas de artistas. Hoy se le recuerda como un gran político, extraordinario gobernador y, además, con una fuerte vocación de servicio. Así que, por esta razón, sus cartas adquieren tremendo valor histórico para entender el pasado y comprender mejor el presente.

 

HISTORIADORES TAMAULIPECOS

La presentación del libro corrió por parte de Libertad García Cabriales y de Octavio Herrera; ambos historiadores. La primera experta en el tema de Marte R. Gómez y el segundo casi en todos los temas históricos de la entidad. Libertad explico la trayectoria de los protagonistas, haciendo énfasis en como Marte R. Gómez construyo, atesoro, libros, documentos, fotografías, que fueron donados al Estado y que constituyen el Fondo Marte R. Gómez y que, de ahí, fue donde Pedro Alonso leyó 1500 cartas para hacer su investigación.

Octavio, por su parte, desmenuzo a grandes rasgos la importancia de tomar, como punto de partida, la correspondencia epistolar entre los protagonistas. Hizo un recuento de cuantos, quienes pues, antes de Pedro han usado las cartas para reconstruir parte de la historia. Y fue sorprendente los datos que dio; incluso como Jorge Tamayo estudio la correspondencia de Juárez en relación con Tamaulipas y se lamentó que el Fondo Alejandro Prieto este en Texas y no en Tamaulipas.

 

COMUNICACIÓN POLÍTICA

Aun no leo el libro, pero ya le di una ojeada rápida. Y además, tanto Libertad como Octavio y Pedro, en la presentación hicieron alusión a hechos y eventos que, de corte político, son tratados en las cartas que, mutuamente, se enviaban Emilio y Marte; de cómo, aun y que eran compadres, en ciertos momentos, de decisiones históricas, discrepaban en las opiniones o, como, entre ellos mismos llego a darse desavenencias por las posturas políticas.

Las cartas de Emilio Portes Gil y de Marte R. Gómez son un testimonio de cómo se hacía política en el periodo que cubren; son evidencias del tratamiento de los mismos y de cómo, los intereses creados, provocaban que en ocasiones las decisiones se fueran por un rumbo y no otro… como, por ejemplo, la necesidad o justificación de reprimir a los electricistas. Permiten, además, como bien lo explico libertad, entender que los héroes son de carne y hueso, que tienen virtudes, pero también defectos… y las cartas era, en ese tiempo, una forma de comunicación interpersonal política.

 

PROTAGONISTAS

JUAN CARLOS GONZÁLEZ ALANÍS. Es empresario, líder de la CANACO en la Capital tamaulipeca, y como líder está poniendo el grito en el cielo: los comerciantes y empresarios de la capital no están de acuerdo con el alcalde Xicoténcatl González, que ya anuncio el retiro de los parquímetros de la calle Hidalgo. La cuestión es de enfoque: con los parquímetros hay movilidad en las áreas de estacionamiento. Sin ellos, sucederá lo de antaño: empleados y trabajadores de la zona dejaran ahí, todo el día o lo que dure la jornada de trabajo, sus vehículos. Por eso, así como ellos, hay otros sectores de la población que, vaya pues, están en contra. ¿Quién entiende, pues, a los victorenses?

Comentarios:

[email protected]

http://melitonguevara.blogspot.mx/

 

Comentarios