Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Yakarta, 13 Oct (Notimex).- Al menos 21 personas murieron, entre ellas 11 alumnos de una escuela, y un número aún indeterminado están desaparecidas, después que una inundación repentina afectó a un poblado del norte de Sumatra, la principal isla de Indonesia, informaron hoy autoridades indonesias.

El incidente se registró en la aldea de Muara Saladi, regencia de Mandailing, y afectó directamente una escuela y 22 viviendas, además provocó el colapso de decenas de postes de electricidad, dejando sin luz a los residentes, informó Yasir Nasution, jefe local de la Agencia de Manejo de Desastres.

La inundación llegó de manera repentina en momentos en que los estudiantes tomaban clase en la escuela primaria estatal del poblado, por lo que los equios de socorro se centraron en especial en el centro educativo, donde 11 alumnos fueron encontrados muertos, señaló.

Se estima que por lo menos una docena de alumnos están desaparecidos, por lo que los trabajos de búsqueda y rescate continúan, aunque con dificultades debido a que el acceso de refuerzos al área es complicado por los deslizamientos de lodo que han bloqueado tramos de la carretera.

También la coordinación de rescatistas y el envío de equipo ha resultado problemático a causa de la interrupción de las comunicaciones y del suministro eléctrico, de acuerdo con reportes del periódico local The Jakarta Post.

Después de varios días de fuertes lluvias se han registrado numerosos deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas en Sumatra, en cuyas provincias del norte y del oeste más de 500 viviendas resultaron dañadas.

Además de la situación en Muara Saladi, medios de comunicación indonesios reportaron que la mañana de este sábado un oficial de la policía y un guardia de seguridad murieron después que el vehículo que los transportaba cayó al río Aek Saladi, el cual estaba desbordándose.

Las intensas precipitaciones también provocaron una inundación que se cobró dos vidas en el pueblo de Sikara Kara, el cual quedó aislado ya que el acceso en carretera fue cubierto por lodo y escombros, mientras que el servicio de electricidad quedó interrumpido.

El pasado jueves, una inundación repentina afectó a Sibolga, ciudad en el norte de la isla, y causó la muerte de una familia de cuatro miembros, cuyos cuerpos fueron encontrados bajo los escombros de su casa.

En la localidad de Simalungun, un matrimonio murió cuando una inundación severa los arrastró después de golpear su casa, sus cuerpos fueron encontrados a dos kilómetros de distancia de su domicilio.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la agencia de mitigación de desastres BNPB, afirmó que la evacuación de residentes en las comunidades más vulnerables está en curso, aunque los traslados son difíciles porque la mayoría está en las montañas y las carreteras están dañadas.

Debido a la situación, las autoridades indonesias han declarado un período de ayuda de emergencia de una semana para las provincias del norte y oeste de Sumatra.

Comentarios