Un hombre de Texas identificado como Medina, de 27 años de edad, fue enviado a prisión por haber violado a su hija de 38 días de nacida cuando estaba bajo los efectos de metanfetaminas, por lo que un juez lo condenó a 244 años de cárcel.

Medina además enfrenta otras dos condenas además de la de la violación de su hija neonata, pues también agredió sexualmente a una menor de seis años y puso en riesgo la vida de un niño.

Gabrielle Massey y Jennifer Jenkins, fiscales involucrados en el caso, pidieron que el hombre recibiera cadena perpetua. “Mi pregunta es, ¿qué ha hecho él para merecer algo menos que una vida en prisión?”, cuestionó Massey al jurado.

“¿Qué puede ser más horrible en un crimen que un hombre que se supone que ama y protege la vida que trajo a este mundo, en su lugar, la destruye por una satisfacción sexual enfermiza?”, preguntó.

Los 244 años de Medina son consecuencia de la violación de la menor en el 2014. Un médico encontró a un menor de edad con 40 huesos rotos y moretones en varias partes de su cuerpo. Según declaraciones de algunos fiscales, las agresiones fueron recurrentes.

Comentarios