Critican elección sindical

0
32

Adela Hernández.-

TAMPICO, Tam.- Como “Ilegal”, calificó el diputado local, Joaquín Hernández Correa el resultado de la elección de la dirigencia de la Sección Uno del Sindicato Petrolero.

Y es que asegura que recibió denuncias de petroleros por presunta presión y amenazas de Esdras Romero Vega, quien encabezó la Planilla Roja y resultó electo.

Asimismo, refirió que el tema es bastante escabroso y difícil, asegurando que el proceso fue ilegal a todas luces.

Aseguró que los siete mil petroleros adheridos a ese gremio fueron obligados a enviar la fotografía del voto que se supone sería secreto, pero en el cual se señalaba el nombre y ficha de los empleados.

“Están actuando de manera ilegal al lanzar una convocatoria a tres días de la elección, cuando el estatuto marca que esto debe llevarse a cabo en 20 días, después de haberse emitido la convocatoria, para que los candidatos den a conocer sus ideas, propuestas, planes de trabajo, obviamente no se pudo a llevar a cabo. Ahora hubo voto secreto que es una vacilada, una boleta que tuvieron que mandar foto para mostrarla a los representantes sindicales que estaban votando por Esdras y eso es un delito”, señaló.

Hernández Correa dijo que algunas amistades le afirmaron haber sido presionados por Romero Vega para que votaran por él.

“Es algo público con presión y amenazas, tengo compañeros que me hablaron, diciéndome que fueron amenazados personalmente por Esdras y eso no se vale…esos amigos estaban en su centro de trabajo, al trasladarse de la embarcación a un taller les estaban poniendo abandono de labores…¿cómo pueden abandonar labores si están dentro de su centro de trabajo?”, señaló.

El legislador confió en que el Congreso de la Unión tome cartas en el asunto y que la administración federal saliente no otorgue la toma de nota a la directiva que dijo se integra por “líderes corruptos”.

Asimismo, pedirán que el nuevo sexenio convoque a una nueva elección, para que los dirigentes de los gremios se designen más allá de colores.

Del aval de la elección que otorgó el titular de la Secretaría del Trabajo, Roberto Campa, Hernández Correa consideró que incurrió en desacato a lo que determine el poder legislativo.

Comentarios