Daniela Cruz Delgado

0
622
Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos

Rodolfo A. Echavarría Solís.-

INFANCIA

Daniela Cruz Delgado nació un 12 de enero en el Ejido El Riachuelo, municipio de Gómez Farías, Tamaulipas. Su papá era campesino, mientras que su mamá se dedicaba al hogar, y debido a sus condiciones económicas solo alcanzaron a terminar el segundo año de primaria. Se casaron muy jóvenes, el matrimonio tuvo catorce hijos, cinco varones y nueve mujeres, de las cuales ella es la menor. A pesar de las carencias, sus padres siempre les inculcaron los valores del respeto, la honestidad, la honradez y la responsabilidad.

Su niñez transcurrió en el Ejido El Riachuelo, una localidad de menos de 500 habitantes, cuya población más cercana es Ciudad Mante, ubicada a 38 km. La zona se caracteriza por sus recursos naturales, entre las que destaca un río y una presa construida desde la época de la Revolución, que se alimenta de un venero proveniente de la sierra. El agua de la presa se utiliza para consumo humano y riego parcelario. El suelo es profundo, con color negro y fértil, apto para diversos cultivos.

Recuerda con cariño esos primeros años, en los que vivía en el campo, con la paz y la tranquilidad que solo un lugar así puede dar. Sus hermanos tuvieron que emigrar a ciudades como Monterrey y Matamoros y por ser la más pequeña, le tocaba viajar a esas ciudades con sus padres para visitarlos –lo que dio la pauta para que posteriormente se aventurara a salir para estudiar–.

Sus juegos eran los de una niña de la época: la matatena, el bebeleche, el basta, además de las muñecas y los carros de juguete. No tenían televisión, así que el pasatiempo familiar antes de ir a dormir era sentarse afuera de la casa, platicar, ver las estrellas en el cielo espectacular –sin luces de grandes ciudades cerca– y buscar entre ellas aviones y satélites.

 

ESTUDIOS

Cursó la educación primaria en la Escuela Revolución de su lugar natal; posteriormente ingresó a la secundaria en un poblado cercano, Adolfo López Mateos, mejor conocido como Chamal. De estos años recuerda que se levantaba muy temprano para alcanzar el autobús y llegar a tiempo. En muchas ocasiones no tenía para el pasaje y tenía que pedir prestado a familiares y conocidos.

En otras ocasiones se le hacía tarde y no llevaba lonche, o incluso, no había que llevar para almorzar y solo había dos opciones: quedarse con hambre o aceptar algún taco que le ofreciera una de sus compañeras. En esa época no existían las oportunidades de acceder a becas como ocurre actualmente, a pesar de contar con buen promedio. Para poder continuar con sus estudios y entrar a la preparatoria, tuvo que rebelarse contra la voluntad de sus padres que, cuidadosos de su hija, se negaban a permitir que se fuera a vivir lejos. Afortunadamente, estaban convencidos de que era la mejor opción y finalmente lo autorizaron, a pesar de las dudas generadas por los comentarios de amigos y familiares.

De esta forma, emigró al Estado de México a los 15 años con la ilusión de estudiar una carrera. Su padre la llevó y recuerda que los dos se despidieron con lágrimas, pero sabían que no podían dar marcha atrás a su sueño. Ingresó becada a la Universidad Autónoma Chapingo, primero a la Escuela Preparatoria, y posteriormente cursó la Licenciatura en Administración de Empresas Agropecuarias (hoy Administración y Negocios). En el transcurso de la carrera tuvo la oportunidad de realizar viajes de estudios a diversos lugares del país y de llevar a cabo sus prácticas profesionales en Barcelona, España, en una empresa consignataria de barcos.

 

POSGRADO

Una vez concluida la carrera entró a laborar en la Unidad Gestora de Servicios Tecnológicos, de la Universidad Autónoma Chapingo como colaboradora en diversos proyectos para la Secretaría de Economía y la Cámara de Diputados. Ahí tuvo la oportunidad de conocer a excelentes personas que la motivaron a seguir estudiando, así que decidió prepararse para ser profesora-investigadora. Presentó el examen en 2006 para ingresar a la Maestría en Economía Agrícola y de los Recursos Naturales, en la Universidad Autónoma Chapingo, que concluyó en dos años.

Posteriormente, estudió el Doctorado en Problemas Económico Agroindustriales, en la misma universidad, durante el cual tuvo la oportunidad de realizar una estancia de investigación en Valencia, España, además de la presentación de trabajos en seminarios y congresos en Costa Rica, Chile y Brasil. Concluyó sus estudios en diciembre de 2013.

Su tesis de doctorado consistió en determinar los cambios ocurridos en la estructura productiva del sector agrícola en México, derivados de la implementación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, así como sus efectos en la producción por grupos de cultivos y la determinación de los factores causantes de los cambios. Lo anterior con la finalidad de proporcionar información y herramientas a los diseñadores de política pública que contribuyan a mejorar las condiciones económicas y sociales de los productores del campo.

 

TRAYECTORIA

Desarrolla su investigación en el área de Ciencias Sociales porque le interesa contribuir en la solución de problemas como la pobreza, la mejora en la calidad de vida de las personas y su bienestar. Para ella es tan importante la ciencia que ha permitido llevar al hombre a la Luna como aquella que permite mejorar las condiciones sociales y de comportamiento de los individuos para que todos podamos vivir juntos, en una sociedad en paz, más humana y más justa.

Sus principales contribuciones han sido a través de las publicaciones derivadas de su investigación, tales como artículos, capítulos de libros, y divulgación en congresos, lo que le ha permitido pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores. También ha contribuido en la formación de recursos humanos, en la preparación de las alumnas de la Universidad, algunas de las cuales han decidido estudiar un posgrado debido a su influencia. Busca motivar a los jóvenes para que estudien y a fomentar en ellos los valores que contribuyan a una mejor sociedad.

 

VIDA EN EL EXTRANJERO

Considera que la experiencia de vivir en el extranjero ha sido muy importante, ya que le permitió darse cuenta del alcance que pueden tener sus logros cuando se lo propone, que no hay límites, solo están en las decisiones personales. Conocer gente de otros países, con otra cultura, es muy enriquecedor y fue un gran aprendizaje, le permitió valorar lo que dispone y hacer una crítica constructiva acerca de sus limitaciones. A partir de esto, decidió que el lugar donde podía propiciar los cambios que nuestra sociedad requiere es en las aulas, con los jóvenes universitarios.

Como anécdota recuerda cuando se encontraba en Roma, la beca se le había terminado y el pago se retrasó cinco días por el cambio de sexenio; ya no tenía dinero para comer y se encontró un billete de cinco euros en el metro, lo que le alcanzó para ese día y el siguiente, en que llegó el tan anhelado pago. También tiene en su memoria el día que se perdió en Belem, Brasil, sin saber portugués.

 

VIDA PERSONAL

La persona que más admira no es una, sino dos: sus padres, por darle la vida, por todas sus enseñanzas, y por sacarla adelante a pesar de todas sus limitaciones y las adversidades. Le inculcaron valores, le dieron su cariño y paciencia, a pesar de que considera que no ha sido una hija fácil, ya que es diferente en su forma de ver la vida, de expresar sentimientos y emociones. No siente admiración por algún científico en particular, considera que todos han hecho grandes aportaciones a la ciencia en beneficio de la sociedad, incluso aquellos que se han equivocado. Admira la ciencia honesta, ética y responsable.

La Dra. Daniela está casada y tiene dos hijos. Se considera afortunada por tener un esposo maravilloso que la apoya en cada proyecto que quiere emprender. Es gratificante para su persona poder compaginar su vida personal con la laboral, sin embargo, piensa que en ocasiones es necesario establecer prioridades y para ella siempre estará primero la familia. Sus pasatiempos favoritos son viajar y conocer nuevos lugares, especialmente con construcciones históricas, zonas arqueológicas y zonas naturales como ríos, cascadas, parques naturales, entre otros.

 

MENSAJE

A los jóvenes les pide que estudien, se preparen, no se pongan límites, ya que el estudio y el conocimiento representan los medios para mejorar la calidad de vida propia y de quienes los rodean. Les dice que la vida se trata de fijarse el objetivo que quieren lograr, el tipo de persona que quieren ser y encaminar los esfuerzos para ello. Los invita a buscar las oportunidades que les permitan lograr lo que se proponen, siempre en el marco de la legalidad.

La Dra. Daniela Cruz Delgado es profesora del Departamento de Administración y Gestión de PyMES, de la Universidad Politécnica de Victoria. Dejemos el reconocimiento para esta gran mujer, quien contribuye en la formación de jóvenes, y pensemos en lo que puede lograr en la vida, mediante el trabajo y el estudio, una niña de un ejido que soñaba con viajar.

 

[email protected]

Comentarios