Los verdaderos morenistas

0
165
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfonso Daniel Ramírez Garza.-

En los tiempos en que el PRI era el partido soberano porque mantenían el control del poder y el dinero, las batallas por las posiciones políticas en el país se libraban entre los diferentes grupos de priistas únicamente, el control del Presidente de la República era total, él decidía de manera caprichosa y unilateral quienes serían gobernadores o cualquier otra posición, el Presidente era llamado Primer Priista de México y entre ellos era un gran honor.

Últimamente he visto comentarios sobre el futuro del PRI, si se aliará con Morena o con el PAN, y no entiendo porque la relevancia del tema si el PRI ya no ofrece nada, es muy mal visto por la sociedad y económicamente está quebrado, lo único interesante del PRI podrían ser algunos operadores expertos en alquimia electoral, como compra de votos, muertos vivientes, urnas embarazadas, mapacheo, acarreo, ratón loco, carrusel y otras mil trampas utilizadas por años en cada elección.

Hoy pareciera que la jugada de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR es hacer lo mismo desde su consorcio particular llamado Morena, en Tamaulipas, los nuevos Morenistas quienes por cierto emigraron del PRI hace unos meses, creen que podrán nombrar candidato a gobernador y ganaran con quien sea, incluso ya se andan repartiendo los turnos para ser gobernador de Tamaulipas.

Unos dicen que impondrán a AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, otros que a JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, y en cada pueblo de Tamaulipas los seguidores de los nuevos caciques locales tienen la misma fantasía, como en el caso de los becarios del alcalde de Madero el Neo-Morenista ADRIÁN OSEGUERA KERNION, en donde sus asalariados ya festejan porque dicen que será el ungido por ANDRÉS MANUEL.

Y apuntados van a seguir saliendo, pues el único requisito es soñar, hay quien dice que hasta ALEJANDRO ETIENNE LLANO idealiza que podrá adquirir esa candidatura de Morena, imagine cuantos más deliren con esa utopía, y eso que todavía falta mucha historia porque para esas fechas Morena y ANDRÉS MANUEL, ya estarán pagando cuando menos el precio del desgaste de gobernar.

Ya hablando del futuro de Morena en Tamaulipas el tema más interesante es que las verdaderas bases de Morena, es decir, quienes fundaron en Tamaulipas ese partido, no están para nada de acuerdo con las pretensiones de tantos soñadores, estos amigos que por cierto se asumen con los pantalones bien puestos, dicen que no van a dejar que cualquiera llegue a ocupar candidaturas sin su aprobación.

Esto es totalmente real, antes en el PRI le llamaban disciplina partidista a la sumisión para que el Presidente decidiera quien sería el afortunado candidato, literalmente era un regalo, no se necesitaba nada, ni carrera política, ni popularidad, absolutamente nada, pero evidentemente hoy son otros tiempos, la comunicación evolucionó y no están fácil posicionar cualquier mentira.

Los verdaderos Morenitas, quienes iniciaron ese movimiento sin dinero, sin ayuda, quieren un candidato digno y acorde a los principios que originalmente les vendieron en Morena, no quieren a un priista o que otro gandaya llegue a sentarse en la mesa que ellos pusieron.

Tiene mucho sentido lo que cuentan estos miembros activos y pioneros de este partido, ¿cómo puede ser que quien antes era su enemigo, contra quien ellos pelearon para posicionar a Morena, hoy pretenda llegar como su soberano rey únicamente porque hizo algún tipo de negocio con algún lugarteniente de AMLO?

Lo que se vislumbra en Morena es una lucha entre grupos, y aunque ciertamente ANDRÉS MANUEL es muy hábil, no la tiene nada fácil, con el manejo de las redes sociales hoy ya no es tan sencillo engañar a la gente, “Los verdaderos Morenistas ya pararon la orejas”.

 

LA OPINIÓN DE UN GRANDE

“Un traidor es un hombre que dejó su partido para inscribirse en otro. Un convertido es un traidor que abandonó su partido para inscribirse en el nuestro”.

Georges Clemenceau (1841-1929) Político y periodista francés.

 

NOSOTROS

La suerte del presente está dictado por nuestras acciones de ayer, dicen que en la vida no hay premios ni castigos si no consecuencias, existen las circunstancias pero no están en control nuestro, y como todo en lo que no tengamos control, no debe preocuparnos, lo que hay que evitar es el autoengaño.

Los errores cometidos serán positivos siempre y cuando sean errores nuevos, cometer errores es la oportunidad de aprender, y no cometer el mismo, es muestra de aprendizaje, todos nos equivocamos, pero no todos lo reconocemos.

 

LA OPINIÓN DE UN GRANDE II

“Cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que no conocía”.

Maurice Maeterlinck (1862-1949) Escritor belga.

 

Comentarios