Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

En un video que ha circulado por las redes sociales, se veía a una migrante hondureña diciendo que el plato de frijoles que le dieron de comer en un albergue de la ciudad de Tijuana estaba «fatal» y que era comida para cerdos.

Este desafortunado comentario ha influido en el rechazo de algunos mexicanos a la caravana de migrantes, en su mayoría provenientes de Honduras, que en los últimos días han ido llegando a la ciudad de Tijuana, en el norte de México.

En las redes sociales circulan innumerables comentarios críticos con esta mujer y su actitud ante la ayuda que se ha brindado a los migrantes en el país.

«Aquí somos pobres: comemos frijoles» fue una de las consignas más escuchadas en una inusual manifestación en contra de los migrantes que hubo este domingo en Tijuana, una ciudad tradicionalmente hospitalaria, ya que más de la mitad de su población es de migrantes.

«Fuera hondureños, aquí no los queremos», gritaban unas 200 personas que se acercaron hasta el refugio en un intento de atacar a los hondureños que fue detenido por la policía antimotines.