Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Alfredo Guevara

Cd. Victoria, Tam. – Por cuestiones relacionadas con la obesidad, infartos, tener problemas de diabetes y otras circunstancias, alrededor de diez mil mamás han fallecido, al menos hasta el último bimestre, dejando en la orfandad a un promedio de ocho mil menores de edad, confirmó Lourdes Flores Montemayor.

La Delegada Federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) dijo que afortunadamente, los ocho mil menores alcanzaron a ingresar al programa Seguro de Vida para Jefas de Familia, que les permite recibir en forma bimestral un apoyo económico, que dependiendo del grado escolar en el que cursan, va desde los 300 hasta los dos mil 400 pesos.

Al acudir a la Torre Bicentenario, la servidora pública agregó que desde el inicio de la administración federal, al día de hoy se ha ido apoyando a un promedio de 27 mil mamás que forman parte de un padrón en ese programa, de un total de 175 mil que ya están pre-registradas, es decir, que si llegan a fallecer sus niños están protegidos.