Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Johannesburgo.- Dos sudafricanos y seis ciudadanos vietnamitas fueron detenidos en el noroeste de Sudáfrica por posesión ilegal de carne y huesos de león y de piel de tigre, informaron hoy fuentes policiales.

Los individuos, de entre 22 y 60 años, fueron detenidos este domingo y, además de los productos ilegales de fauna salvaje, se les decomisaron también contenedores, una sierra y otras herramientas destinadas, probablemente, a procesar los huesos y la carne de león.

La operación arrancó con la interceptación de dos vehículos que se dirigían a una granja en desuso en la localidad de Mareetsane, en la provincia Noroeste de Sudáfrica.

Posteriormente, los detenidos llevaron a los agentes a otra explotación agrícola, a unos 30 kilómetros de la localidad de Klerksdorp, donde supuestamente se sacrificaba a los leones.

Allí se encontraron pieles de esos felinos salvajes y máquinas para el despiece.

Los ocho sospechosos deberán comparecer ante los tribunales de Klerksdorp, acusados de posesión ilegal de productos de fauna salvaje y actividades irregulares con especies amenazadas.

Tanto leones como tigres son especies en riesgo, si bien solo los primeros son naturales del continente africano.

Se estima, por ejemplo, que la población mundial de leones, que en torno a 1800 estaba en 1.2 millones de ejemplares, cayó un 98 por ciento en los últimos dos siglos.

En Sudáfrica, la población de leones crece lentamente gracias a las reservas naturales nacionales y privadas, pero es una excepción mientras en el resto del mundo los números retroceden.

La cría en cautividad de felinos salvajes es una preocupación creciente para los conservacionistas, que denuncian que Sudáfrica está alentando la expansión de un mercado para su carne y huesos.

Con Información de: El Debate

Comentarios