Tardará pago de seguro 4 meses

0
78
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- Los daños que pudo haber causado la escarcha en la producción de sorgo en municipios de la zona centro de Tamaulipas estarían pagándose por parte del seguro catastrófico dentro de unos cuatro meses, una vez que se haga todo el procedimiento para acceder a la indemnización por parte de los productores.

El secretario de Desarrollo Rural, Ariel Longoria García, confirmó que personal del seguro catastrófico valora y determina el daño, en aquellas hectáreas donde los productores reportaron afectaciones en los cultivos durante las bajas temperaturas que se registraron en la primera semana de noviembre en la zona centro.

El daño ocasionado por la escarcha que generó las bajas temperaturas, en parte se debe a que los sembradíos del sorgo se hicieron en fecha posterior, es decir, fuera del periodo de siembra, de ahí que no hayan soportado las bajas temperaturas acompañadas de humedad.

“Efectivamente, hubo escarcha en algunas hectáreas en la primera semana de noviembre, ya se está enviando al seguro catastrófico la notificación para valorar y determinar el daño en los cultivos en la zona centro, en especial en sembradíos de municipios como Ciudad Victoria, Güémez, Casas, Estación Zaragoza, en Llera”, indicó

Recordó que es importante la participación de los productores en lo que implica el procedimiento para acceder al seguro catastrófico, como el hecho de dar aviso en forma inmediata de las afectaciones que hayan tenido en sus zonas de producción, para darle seguimiento y hacerlo del conocimiento al seguro, para que hagan el levantamiento y valoren los daños.

“Después de ello ya se ve la póliza de pago y se entrega al recurso a los productores”, indicó.

Admitió que algunas organizaciones campesinas han dado a conocer que fueron miles las hectáreas de sorgo que se vieron afectadas por las bajas temperaturas.

Sin embargo, Longoria García prefirió esperar a que los del seguro catastrófico terminen de hacer la valoración, con el apoyo de los productores afectados, que son los primeros que deben dar aviso del daño, para que se proceda a realizar la evaluación.