Casi son aplastados por gigantesco reloj

0
99
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

En la ciudad de West Lafayette, Indiana, dos obreros trabajaban en la torre Purdue de un campanario cuando un enorme reloj se zafó y casi los aplasta.

En un campus universitario se realizaban trabajos para remplazar el reloj de una torre que sin aviso se descolgó y cayó a centímetros de los trabajadores, golpeando al barrera de protección de la plataforma elevada y cayendo después al suelo, donde afortunadamente no se encontraba nadie.

Todo quedó grabado por un testigo que se había detenido para mirar lo que hacían.

Con información de: actualidad.rt.com

Comentarios