Pero qué ánimos de ver confrontaciones

0
68
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Diego López Bernal.-

Lo vimos con la comerciante esa que caminó por la de Hidalgo y dio pena ajena al querer ridiculizar al Alcalde de Victoria y después a no pocos de sus compañeros afiliados a la Canaco, al poner esos carteles con los que parecen mofarse de haberse salido con la suya al haber logrado que se reabriera la calle esta semana.

Ahora lo volvemos a ver con los encabezados en los periódicos de que los gobernadores “ganaron la batalla” a los “súper delegados”, con el cuento de quién tiene el control en las decisiones de la seguridad pública, como si todos quisieran sacarse el tigre de esa rifa llamada violencia y adjudicarse la medalla de no avanzar casi nada en la infame inseguridad.

Pero qué ganas de ver confrontaciones cuando la población lo que quiere son soluciones, cuando los ciudadanos lo que esperan es que les resuelvan los problemas, esos que no respetan ideologías ni afinidades políticas. Pero qué necesidad, como diría el Divo de Juárez.

En el primer caso quedó claro que XICOTÉNCATL GONZÁLEZ, el presidente municipal, accedió a las peticiones de la clase empresarial, ante la mediación de la administración estatal, buscó un justo medio y, a pesar de los letreros a los que hacemos referencia, llegó a acuerdos con los comerciantes serios, no con los belicosos de la protesta de referencia. Así, evitó más confrontaciones.

El segundo caso tiene una mayor relevancia. Tan pronto se dio a conocer el acuerdo al que llegaron los miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores y el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, en Tamaulipas salieron a festejar los panistas como si fuera una victoria política de altos vuelos, algo para escribir en los anales de la humanidad.

Fueron tanto panistas como priistas los que reaccionaron. De gente como FRANCISCO ELIZONDO y GLAFIRO SALINAS se entendió que tiraran cuetes como si ya fuera Año Nuevo, pero de ELISEO CASTILLO y ALEJANDRO ETIENNE no tanto, coincidiendo los cuatro en que bien hizo el mandatario nacional en no dejar en manos de su representante en Tamaulipas las decisiones en materia de seguridad.

¿Y saben quién salió a ser muy puntual? Pues el Gobernador. “Nosotros nos tenemos que coordinar con la instancia federal, pero en la materia que es, la seguridad. Fue muy receptivo (AMLO), escuchó el planteamiento y vamos a seguir trabajando de la mano con el Gobierno federal como lo hemos venido haciendo, aquí no puede haber titubeos en el tema de seguridad”, señaló FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA sin meterse en triunfalismos ni en camisas de once varas.

Coordinación, no confrontación. ¿Así o más claro fue el mandatario estatal? Una postura muy similar la dio recientemente su Jefe de Oficina, VÍCTOR SÁENZ, cuando fue cuestionado sobre el papel de los delegados estatales del Presidente en los estados. “Tamaulipas trabajará de manera coordinada con la nueva administración federal”, dijo en su momento.

Sin embargo, hay quienes insisten en seguir viendo todo desde el cristal de la confrontación, como el “gentil” FERNÁNDEZ NOROÑA, espécimen del cual es mejor no hablar, o el otro aquel señor TAIBO, no vaya siendo que…

 

EL GRAN CIRCO…

Primer Acto.- Sale Don Glafiro y lanza un monumental zarpazo al JR para dejarle en claro que este callejón es azul y es territorio tamaulipeco.

Segundo Acto.- Sale Kiko y se acuerda que también líder y lanza arañazos al JR en defensa de su partido.

Tercer Acto.- Sale Vanoye y también lanza arañazos, pero contra Xico por andar cerrando la calle Hidalgo.

¿Cómo se llamó la obra?

“Don Glafo y su PANdilla”.

 

Tomatazos y sombrerazos en:  [email protected]

Comentarios