Urge aprender a detectar síntomas

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- A pesar de la leve disminución de casos cáncer infantil que registra la asociación Voluntad contra el Cáncer, aún sigue siendo una necesidad apremiante que los padres de familia aprendan a detectar cualquier síntoma, que pudiera ser indicio de esta enfermedad, así como realizar revisiones clínicas, cuando menos una vez al año.

Así lo dio a conocer Manuel Corcuera Canseco, presidente de esa asociación, quien agregó que hace falta una mayor cultura en este sentido, para evitar que la detección se dé en etapas avanzadas.

“Este año se puede percibir una leve disminución, sin embargo, seguramente hay una cantidad  elevada de casos que no han sido detectados, aunque hemos notado mucha estabilidad, porque hemos tenido años con picos y meses de más de cien pacientes”, comentó.

Corcuera Canseco expuso que en este año han estado promediando entre 60 y 70 niños por mes, que están activos en el programa, mientras que se han atendido más de mil 500 pacientes en los alrededor de 26 años desde la fundación Voluntad contra el Cáncer.

“Al final, lo único que nos queda por compartir todos los días a nosotros, es pedir a los padres de familia que pongan mucha atención en las señales que nos manda el cáncer en los niños”, apuntó.

Mencionó que en ocasiones, como padres, se es un poco descuidados en percibirlo así, cuando hay muchas maneras en las que pueden darse cuenta que algo no está bien con un niño y mantenerse siempre pendientes de estas situaciones anormales.

“Porque un niño que no juega, que nos está comiendo, que sufre mucha fiebre o calentura, indica que algo no anda bien, por lo que debemos aumentar la cultura de estarlos cuidando, de estarlos revisando más veces al año”.

Finalmente, Corcuera Canseco dijo que, “simplemente con checarse la sangre podemos darnos cuenta de muchas cosas, por eso, cuando menos una vez al año, debemos hacerles una biometría hemática completa, para que, aprovechando que la sangre es muy chismosa, nos pueda dar una señal de que algo no está bien, además de comer bien”.

 

Comentarios