Decomisan 2 mil pinos navideños en frontera

0
70
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha impedido el ingreso a nuestro país de siete mil 205 árboles con plaga y que representan un riesgo fitosanitario para nuestros bosques, mediante el Programa de Verificación e inspección a la importación de árboles de navidad, Temporada 2018, iniciado el siete de noviembre y que concluirá a finales de la primera quincena de diciembre.

A la fecha se han inspeccionado un total de 578 mil 205 mil ejemplares por personal de la Profepa especialista en la detección de plagas forestales, de los cuales, al momento, se detuvieron siete embarques de árboles con algún tipo de insecto o larva, que fueron enviados para su identificación al Laboratorio Nacional de Referencia Forestal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y determinar si eran o no de importancia cuarentenaria.

Los Dictámenes Técnicos emitidos por la Semarnat, determinaron en un caso plaga ya presente en nuestro país y en los seis restantes, plagas de importancia cuarentenaria (especies invasoras); por lo que no se les permitió su ingreso al país, aunque los propietarios decidieron el retorno voluntario de su producto con anticipación.

Los árboles de navidad que se han importado al momento, han ingresado por los estados de Baja California, Sonora, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua, habiéndose detenido en Mexicali cuatro embarques con cinco mil 65 ejemplares y en Nuevo Laredo, Tamaulipas, tres embarques con dos mil 140 árboles, en su mayoría provenientes del estado de Oregon, en los Estados Unidos.

Como cada año, desde 2010, el Programa de Verificación e inspección a la importación de árboles de navidad, Temporada 2018, se lleva a cabo en nueve puntos fronterizos del país, en las inspectorías de la Profepa en: Baja California (Mexicali y Tijuana), Coahuila (Piedras Negras), Chihuahua (Zaragoza), Nuevo León (Colombia), Sonora (San Luis Río Colorado y Nogales) y Tamaulipas (Reynosa y Nuevo Laredo).

El Programa tiene como principal objetivo que la importación de árboles de navidad no represente un riesgo fitosanitario para los bosques mexicanos, por la posible introducción de plagas de importancia cuarentenaria, conocidas también como “Especies Invasoras”.

Con este Programa, la Profepa impide el ingreso de plagas que, al no estar distribuidas de manera natural en nuestro país, podrían convertirse en un problema ecológico y económico; a la vez que de esta forma se asegura que los árboles cuenten con una adecuada calidad sanitaria.